La Mejor Información Deportiva

El Espanyol no tiene dulce hogar

0

Tres derrotas en los tres partidos disputados en Cornellá el Prat. El Espanyol no se siente cómodo jugando en casa.Jugar en casa suele ser un factor determinante para ganar los 3 puntos. Es una motivación extra, un privilegio. Disputar un partido ante decenas de miles de aficionados debería ser sinónimo de, por lo menos, comodidad. Y no solo por la compañía, sino por el lugar y la costumbre, el no tener que adaptarse a unas nuevas condiciones de espacio.

Imagen
Imagen vía: @RCDEspanyol

Pero esto no parece funcionar con el Espanyol. Temporada ilusionante por el regreso a Europa tras 12 años sin hacerlo. Sin embargo, la ilusión se ha tornado en preocupación en apenas 5 jornadas. La parroquia blanquiazul no logra conectarse con el equipo. Y es que en los 3 partidos ligueros disputados como local, los pericos han perdido los 3. Tampoco se logró vencer al humilde Ferencvaros en Europa League.

Y no es tan solo por los resultados. Es la imagen, el juego. El Espanyol no logra atacar ni crear el suficiente peligro para convertirse en un equipo temible. Ni siquiera en casa. Los rivales logran dominarles y hacerles sentirse pequeños en su propio estadio. Es destacable, sobre todo, la fragilidad defensiva.

No tan solo anotan poco (1 gol en Liga y otro en Europa League). Sino que reciben muchos goles. Sevilla, Granada y Real Sociedad batieron a Diego López en 8 ocasiones en total. A esto hay que sumarle el autogol que se anotó Javi López en el partido europeo frente al Ferencvaros húngaro. Estos son los catastróficos datos generales del Espanyol en su estadio.

Pero la situación se agrava si realizamos un análisis más profundo de los 3 partidos ligueros. Ha disparado 8 veces a puerta. Es decir, una media de algo menos de 3 por partido. El único gol anotado fue en propia puerta (Zaldúa). Cuesta mucho a los pericos lograr cosechar una gran acción ofensiva. De hecho, se percibe una falta de entendimiento entre los jugadores de ataque. La movilidad en la zona del centro del campo es prácticamente inexistente y el juego es muy estático e inofensivo.

Imagen
Imagen vía: @RCDEspanyol

Esto agobia al aficionado perico. Se palpa un ambiente algo tenso y descontento. Incluso se empieza a oír el «Gallego vete ya». De manera tímida, eso sí, pero el enfado de la afición es una realidad y la destitución del técnico es la solución más efectiva que el perico considera. De hecho, ciertas informaciones apuntan a que desde la cúpula interna del club se están empezando a plantear un relevo en el banquillo.

La comunión formada entre equipo-afición tras el hito de la clasificación europea, parece haberse convertido en pólvora tras un inicio de campaña catastrófico, realizando partidos realmente flojos, sobre todo de local.

Fuera de casa, curiosamente, la situación es totalmente contraria. Un empate frente al Alavés, y una victoria frente al Eibar con remontada incluida. El juego del Espanyol a domicilio es mucho más liberado, no se aprecia el nerviosismo que sí está presente en Cornellá. Los blanquiazules juegan a un mejor fútbol cuando están lejos de Barcelona.

Hoy visitan Balaídos y, además de ser una prueba de fuego para Gallego, es una obligación sacar los tres puntos si no quieren mantenerse en el pozo del descenso.

Imagen principal vía: RCD Espanyol

Síganme en @ikersicr y sigan toda la información y la actualidad deportiva en: @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario