La Mejor Información Deportiva

El equipo del pueblo

0

En los años en los que el fútbol y la política iban de la mano, el Spartak de Moscú rompió con eso, convirtiéndose en el equipo del pueblo.

Ni patrocinadores, ni primas, ni nada que tenga que ver con lo capital, con el dinero. Un equipo que rompía con todo, iban en contra del sistema y eso se hacía sentir entre sus aficionados. No pertenecían a ningún grupo armado, como lo hacía el CSK. Además de ello, tampoco contaban con patrocinadores como los que tenían el Dinamo, el Torpedo o el Lokomotiv. Era su manera de postularse en contra del sistema y ganarse el cariño de los fanáticos del fútbol.

spartak
Spartak supporters light a flare during the Champions League soccer match between Maribor and Spartak Moscow at the Ljudski vrt stadium in Maribor Slovenia Wednesday Sept 13 2017 AP Photo Darko Bandic

La mayor catástrofe futbolística

Allá por octubre de 1982, el Spartak se enfrentaba al Haarlem. Debido al frío que hacía, los hinchadas se agruparon para mantener el calor humano. Los aficionados comenzaron a abandonar las inmediaciones del Estadio Lenin, pensando que con el 1 a 0 en el luminoso, a favor de los rusos, todo estaba dicho. A falta de escasos minutos para el pitido final, los locales sentenciaron el encuentro dejando a los visitantes completamente noqueados. Más allá del fútbol, en las gradas se vivió un auténtico calvario a la hora de abandonar el estadio. Antes de la segunda diana, los espectadores comenzaron a abandonar el campo, pensando que estaba listo para la sentencia, pero tras el gol algunos aficionados trataron de volver a sus asientos para celebrar el tanto anotado. Con algunos intentando salir y con otros tratando de volver, se formó una masa humana que causó más de trescientas muertes. La guardia del estadio, silenció los acontecimientos y apenas dejó despedirse a los familiares de las víctimas. Toda una catástrofe que tardó décadas en salir a la luz.

El derbi por antonomasia

Un Spartak-CSK no es un partido cualquiera. Es algo más que un duelo futbolístico, sobrepasa las fronteras del deporte y se convierte en un acontecimiento sociopolítico. Muchos lo pueden comparar con el Betis-Sevilla o con el propio Arsenal-Tottenham, pero esos no son más que partidos de fútbol. Puede que el CSK fuera superior en cuanto a juego se refiere, pero el Spartak contaba con algo más valioso, con una fiel afición.

Por: Joseba Ormazabal.

Imagen principal: Liga Fútbol

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.