La Mejor Información Deportiva

El elegido

0

Gabi Fernández está destinado a coger el testigo del Cholo Simeone como entrenador del Atlético de Madrid.

Entrenar al Atlético de Madrid post-Simeone se convertirá en un problema, tanto para los directivos que tienen la tarea de seleccionar al entrenador como para el propio técnico. El ‘marrón’ de encontrar al sustituto ideal para Simeone es más grande que el que tiene el Barcelona con el sucesor de Messi. Sin Messi, el Barca también ganaba. Sin Simeone, el Atlético estaba más tiempo lejos que cerca de donde debería estar siempre. El Barca tiene dinero para comprar al próximo crack mundial. El Atlético no puede fichar con todo el dinero del mundo a un entrenador que sea igual que Simeone. Tarde o temprano aparecerá otro Messi, pero nunca otro Cholo.

A Simeone nadie lo va a echar del Atlético de Madrid. Sera él quien decida cuando debe dar un paso al costado por el bien de todos. Puede ser mañana, la próxima temporada o dentro de otros 8 años, pero el club tiene la misión de ir preparando al sucesor del Cholo. Es una tarea muy complicada, pues la vara va a quedar muy alta, y quien venga seguramente lo hará peor, pero su trabajo no será el de mejorar los números del argentino, sino el de mantener su esencia que ha cambiado la historia reciente del club.

Como existen futbolistas que han nacido para jugar en un determinado club, también hay entrenadores que están destinados a entrenar a un club. Para sustituir a Simeone en el Atlético de Madrid, vosotros igual estais pensando en nombres como el de Bórdalas, pero para mi no es elegido. Es un puesto muy especial, y como Xavi está destinado a entrenar algún día al Barcelona, Gabi Fernández lo está para el Atlético de Madrid.

Este lunes, Gabi Fernández anunció que finalizaba su etapa como jugador del Al Saad. La semana pasada, el ‘Mono’ Burgos, tras una década al lado de Simeone, anunció que a partir de la próxima temporada será primer entrenador. Yo no soy nadie para decirle o recomendarle a Gabir que hacer, pero en este caso estoy seguro que estará de acuerdo conmigo. Gabi, tú has nacido para entrenar al Atlético de Madrid. Tú eres el elegido.

Gabi no solo era en el campo el Simeone jugador, sino también el Simeone entrenador. Gabi, como capitán, se encargaba de que el equipo estuviera unido y comprometido con la idea del entrenador, pero también, como un jugador con alma de entrenador, intentaba aconsejar y sacar lo mejor de cada uno de sus compañeros. Al portero cuando debe jugar en largo o en contra, a los laterales cuando tienen que centrar, al punta cuando debe realizar un desmarque de apoyo o de ruptura.

Simeone es el mejor entrenador para el Atlético porque además de cabeza, tiene corazón. Fundamental para que cada uno de sus jugadores de el 120%. Gabi no es menos como jugador, y tampoco lo será como entrenador. Fernández es la persona ideal para seguir transmitiendo un mensaje que al futbolista medio no le gusta escuchar, pero que el Cholo ha sido capaz de meter durante 8 años consecutivos en la cabeza y el corazón de sus jugadores. Trabajo, trabajo y trabajo. Por eso Simeone es uno de los mejores entrenadores del mundo, porque sabe llegar su mensaje a la cabeza y el corazón del futbolista.

Xavi también está destinado para ser el entrenador del Barcelona, pero en mi opinión ha elegido el camino incorrecto para su formación. Entrenando al Al Saad de Qatar no se aprende a ser entrenador del Barcelona, y sí en el cuerpo técnico del primer equipo del Barcelona, o entrenando al filial o incluso dirigiendo a clubes con una filosofía, sistema y estilo de juego y prototipo de futbolista parecido al del Barcelona. Gabi Fernández tiene que meterse en el Mundo Atlético, formarse junto y de la mano de Simeone. Maestro y discípulo.

Y de segundo cada vez salen más  y mejores primeros entrenadores. En ese puesto, Gabi aprenderá a conocer aún más a Simeone, su personalidad, a conocer la vida personal y formas de comportamiento de los jugadores para vigilar que las cosas vayan bien. Aprenderá que nunca debe ser un ‘si, señor’, sino que hay que argumentarle al jugador en que se ha equivocado y en que puede mejorar. Aprenderá a ser psicólogo, a ser quien de una palmada en el hombro o diga las cosas claras al futbolista. Aprendes a sacar lo mejor de cada jugador, precisamente la mejor virtud de Simeone.

De segundo haces de poli bueno y de poli malo. Aprendes a ver lo que el primero no ve, te conviertes en su complemento perfecto. A intervenir si analizas que hay que cambiar de dinámica y a decirle al entrenador, ‘te estas equivocando’. `Por ejemplo, Zidane es un espejo ideal del ayudante que ha sido jugador, conoce los secretos del vestuario y luego adquiere la mayor responsabilidad. En definitiva, Gabi, tú eres el elegido para coger el testigo de Simeone, y no se me ocurre una mejor formación que junto al propio Simeone.

 

Imagen vía: EFE

Síganme en @franyako, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario