La Mejor Información Deportiva

El don de la versatilidad

0

La versatilidad es una cualidad que todo entrenador agradece de un jugador. Sergi Roberto es el claro ejemplo de ello.

La versatilidad es un don que es concedido a pocos jugadores. Tal y como profesa el cruyffismo, todo buen jugador de fútbol debe saber defenderse en todas las posiciones del campo. Sergi Roberto es el futbolista que mejor representa esa idea en el Barcelona.

Aunque parezca broma, Sergi Roberto ya lleva siete años en el primer equipo del Barcelona. La eterna promesa de Reus ascendió al primer equipo definitivamente con el ‘Tata’ Martino y vivió dos temporadas en la intrascendencia más absoluta: aquella decepcionante 13/14 y la apoteósica 14/15. Al año siguiente, Luis Enrique tuvo una idea que le daría a Sergi Roberto un nombre en el mundo del fútbol: convertirlo en lateral derecho.

La 15/16 fue su gran explosión. Vimos a un suplente de plenas garantías para un Dani Alves, que ese año pondría punto y final a su carrera en Barcelona, que ya se veía como el próximo lateral derecho titular del Barcelona. Aquel año tuvo actuaciones estelares, pero su catedralicio partido en el Bernabéu en aquel 0-4 sigue emocionado a los culés (casualmente, aquel partido lo jugó de extremo derecho). La 16/17 le consolidó como el lateral derecho titular del Barcelona. Actuó con solvencia y buena nota, y logró pasar a la historia del Barcelona con aquel surrealista gol contra el PSG en aquel regalo envenenado que fue el 6-1.

Sergi Roberto
Sergi Roberto en un partido de la 18/19 – Imagen vía: Diez

En 2017, la directiva culé consideró que Sergi Roberto tenía buen nivel, pero que convenía fichar a un nuevo lateral derecho que fortaleciera esa posición; el elegido fue Nélson Semedo, procedente del Benfica. Aquella temporada el Barcelona contaba con tres jugadores para una posición: Sergi Roberto, Semedo y Aleix Vidal; aunque dos de ellos podían actuar en posiciones varias de la banda derecha. Finalmente, el cartel de titular quedó difuminado y tanto Semedo como Sergi Roberto contaron con oportunidades.

El problema llegó en la 18/19. Aleix Vidal se fue definitivamente y Semedo y Sergi Roberto se iban a disputar la titularidad. El transcurso del año dejó claro quién debía ser titular en las grandes citas: Semedo. Incomprensiblemente, Valverde optó por relegar a Semedo al banquillo en casi todos los partidos importante y Sergi Roberto le pasó por encima (aunque esta sea una expresión desagradable para el txingurri).

La debacle de Anfield y el pésimo nivel de juego mostrado, entre otras cosas, ha acabado consolidando a Semedo como el lateral derecho titular y Sergi Roberto ha vuelto al centro del campo, su posición natural. Valverde confía en el de Reus como centrocampista, tal y como lo ha demostrado en los dos primeros partidos de Liga; tanto contra el Athletic de Bilbao como contra el Betis, Sergi Roberto ha sido titular en la posición de interior.

Semedo
Nélson Semedo en un partido de la 18/19 – Imagen vía: Mundo Deportivo

El perfil de Sergi Roberto como centrocampista es bastante especial. Puede ser organizador, llegador, conductor y box-to-box; en nada es un diez, pero en todo es un siete. Es un Pedro del centro del campo, aunque las comparaciones sean odiosas. Su talento para ser organizador y combinador quedó patente el domingo pasado contra el Betis, realizando dos asistencias y moviendo rápido el balón. Especialmente ilusionante es ver su buen entendimiento con Griezmann, receptor de ambas asistencias.

Siete años y dos cambios bruscos de posición. Aquella decisión de Luis Enrique ayudó a que Sergi Roberto fuera alguien en el fútbol. Su vuelta al mediocampo orquestada por Valverde debe ser la prueba definitiva de que estamos en frente de uno de esos jugadores a los que tanto amaba Cruyff.

Imagen principal vía: FC Barcelona

Sígueme en @Dembousaso y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: vp_deportivo

Deja un comentario