AnálisisFútbol EspañolFútbol FemeninoFutFem InternacionalMundial

El cara a cara entre Vilda y Gerhadsson

La experiencia sueca querrá imponerse a la juventud de la Roja

Jorge Vilda y Peter Gerhardsson son los dos entrenadores que medirán sus plantillas mañana de cara al encuentro de semifinales del Mundial de Australia y Nueva Zelanda. Ambos son de los entrenadores que actualmente llevan en sus selecciones. Jorge Vilda lleva desde el 2015 con la Absoluta y Peter Gerhardsson un año después, en 2016.

En el ranking oficial de la FIFA ambas selecciones se encuentran entre las 10 mejores del mundo. La sueca en el tercer puesto por delante de Inglaterra después de quedar segundas en los últimos Juegos Olímpicos.

Y España aunque aún no posee ninguna medalla ni título desde que naciera en 1983, su mejor resultado fue en la Eurocopa de 1997 donde fueron eliminadas en semifinales. España es la tercera vez que compite en un Mundial y jamás había llegado a pasar de octavos de final. Mientras que Suecia ha participado ocho veces quedando en el 2019 en tercer lugar.

El largo camino del mister sueco

Peter Gerhardsson a sus 63 años entro en la Selección de Suecia sustituyendo a Pia Sundhage después de una Eurocopa donde las suecas quedaron séptimas. Antes que al equipo femenino estuvo de Director Técnico desde el 2009 al 2016 con el BK Häcken. Y

en el 2013 recibió el título de mejor entrenador de la liga por parte del medio de comunicación Aftonbladet. Lleva desde 1993 como entrenador, justo 30 años como profesional del sector. Y también tuvo una etapa de jugador desde 1978 hasta 1992 donde marcó un total de 70 goles.

El entrenador sueco es muy calculador, y mide a sus contrincantes al dedillo. Le gusta que su plantilla juegue mucho en bloque, y le gusta mucho perfeccionar cada detalle de las jugadas. Los córners y tiros a puerta son su marca de identidad, no hay más que ver los penalti frente a Estados Unidos. Y tras el mal sabor de boca de la pasado verano donde fueron eliminadas frente a Inglaterra por 4-0. Este Mundial es su gran revancha.

El «odiado» Vilda

En el otro banquillo se encuentra Jorge Vilda. Uno de los entrenadores más jóvenes del Mundial tan sólo 42 años que llegó a ser entrenador en 2010 bajo las órdenes de su padre Ángel Vilda. Jorge Vilda llegó a la Absoluta después de hacer un gran papel en categorías inferiores. Y sustituyendo a Ignacio Quereda tras 27 años en el puesto.

Tras seis años como entrenador, el camino de Jorge Vilda no ha sido nada fácil ya que su antecesor le dejó un camino lleno de baches. Ignacio Quereda fue un hombre que no supo ponerse al frente de un equipo femenino, y no supo distinguir a la hora del trato. Hablando y tratando de una manera muy arcaica a las futbolistas.

Y tras esos duros años donde muchas jugadoras se sintieron ofendidas, manipuladas e incluso muchos actos del entrenador rozaron lo ilegal. Ahora las futbolistas se defienden con uñas y dientes para que no vuelva a pasar. Y ponen sus límites desde el principio para que se las trate fuera de paternalismo, y con independencia propia.

Jorge Vilda ha tenido que aprender en cada lucha interna y externa que han tenido las jugadoras con él. Hasta el punto de que la pasada Eurocopa tras caer en cuartos, ellas se revelaron. Casi un año 15 de las seleccionadas estuvieron en pie de guerra contra él. Pero finalmente, muchas guardaron el hacha de guerra después de que hubiera un entendimiento por ambas partes.

Después de todo lo sufrido y luchado España se encuentra en un sitio privilegiado, sus primeras semifinales del Mundial. España se caracteriza por un juego muy vertical, donde la velocidad por banda es una de sus características. Al igual que su centro del campo muy bien equilibrado. Y con una defensa muy compenetrada después de muchos años de experiencia en muchas de ellas.

La selección española seguramente salga una vez más con un 4-3-3 sin que Vilda cambie mucho su once inicial desde hace dos jornadas. Hay que recordar que el entrenador madrileño fue objetivo de polémica a finales de octavos por cambiar a Misa por Cata Coll. La portera canaria no tenía ningún problema y fue una de las que apoyo al entrenador después del enfrentamiento con las 15. Algo que ha hecho que las críticas sobre él vuelvan más ferozmente.

Fuera de si sus decisiones son buenas o malas, el hecho real es que mañana ambos entrenadores se medirán porque su equipo pase a la gran final. Un encuentro en el que si se llegan a los penaltis, media España podría sufrir seriamente del corazón. La selección femenina española está marcando un antes y después en la historia del fútbol de nuestro país. Y eso hay que agradecerlo, y apoyarlas hasta el final pase lo que pase.

Imagen collage de Vip Deportivo Phil Walter/Getty Images

Podéis seguirme en @jesuisduna y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba