La Mejor Información Deportiva

El camino del Real Madrid hacia el título de liga

0

A falta de dos partidos para que se acabe LaLiga, el Real Madrid tiene dos oportunidades para ganar el título. Con ganar un partido, empatar dos o que el Barça pinche el conjunto blanco se proclamará campeón. Y en este artículo comentaremos cómo ha sido el camino del equipo merengue en esta liga. 

Tras una temporada nefasta y dejar muchas dudas en la pretemporada, el Real Madrid empezó su andadura en LaLiga, en Vigo ante un prometedor Celta. El equipo venció 1-3 gracias a los goles de Benzema, Kroos y Lucas. Además ese partido será recordado por el golazo de Kroos, y la expulsión de Luka Modric por pisar el talón de un contrario.

Tras una buena victoria del equipo en el inicio de la competición, se sucederían dos empates ante Valladolid y Villarreal, que sembraban las dudas. Pero los de Zidane se reharían y se pondrían como líderes de la clasificación, tras conseguir tres victorias consecutivas muy sufridas ante Levante, Sevilla y Osasuna. El equipo ganaba sin convencer, y siendo líder, tendría que visitar el Wanda Metropolitano, en un duelo por el liderato que acabó con empate a 0.  Este mantendría al equipo blanco reinando en lo alto de la tabla.

Tras el derbi, el Madrid ganaría cómodamente en casa al Granada. Y con el liderato afianzado y empezando a jugar mejor, los vikingos visitarían al Mallorca, donde todo lo que podía salir mal, salió mal. El equipo perdió, jugando un partido horrible (probablemente el peor de la temporada) y dejando que el Barça les adelantara en la clasificación, cuando el siguiente partido era en el Camp Nou.

El equipo tras ser muy criticado y tener la moral un poco baja por la mala cara dada en las islas iría a por todo en el Camp Nou. En un partido con muchas ocasiones y algo de polémica, el marcador no se movería y la clasificación tampoco.

Tras el clásico el conjunto de la capital española ganaría contundentemente al Leganés. Y en la jornada siguiente, el Barça perdió ante el Levante por lo que los blancos dispusieron de una gran oportunidad para ponerse de nuevo primeros. Pero un pinchazo inesperado ante el Betis en casa, haría que compartieran liderato con los culés.

Tras cuatro victorias ante Eibar, Real Sociedad, Alavés y Espanyol el Madrid seguiría compartiendo el liderato con el Barça, ya que ellos tampoco habían fallado. Pero en la siguiente jornada, tras 5 partidos sin fallar, el Barça pincharía contra la Real. Y el Madrid tenía otra ocasión para ponerse líder en solitario. Pero otra vez se le volvería a escapar, ya que tras un duro partido en Mestalla, el equipo solo pudo sacar un empate, tras meter un gol agónico en el tiempo de descuento.

Y la jornada siguiente el equipo empataría en casa ante el Athletic Club, y el Barça se aventajaría por dos puntos. A pesar de este frenazo, el Madrid en el último partido de la primera vuelta, ganaría al Getafe. A su vez, su rival pinchó fuera de casa ante el Espanyol. Por ello, tras llevar media competición disputada, Madrid y Barça estaban empatados a puntos en lo alto de la tabla.

El equipo merengue empezaría el segundo tramo de temporada, con dos victorias ante Sevilla y Valladolid, que le valieron para conseguir el liderato. Gracias a que el Barça en su partido en Mestalla perdió los tres puntos, que son los que aventajó.

En las dos siguientes jornadas vencería a Atlético de Madrid y Osasuna. Pero a falta de dos partidos para el clásico, llegaría una racha que le haría perder el liderato. El equipo merengue empató con el Celta y perdió con el Levante. Y tras estos partidos sin conocer la victoria llegaron al clásico del Santiago Bernabéu con sed de victoria. Y tras un mal partido de los culés, se llevaron el choque, el liderato, y el golaverage, que sería muy importante para el final de LaLiga.

A pesar de este gran triunfo de los de Zidane, el equipo se toparía con un inesperado pinchazo en el Benito Villamarín. Y otra vez el Betis le arrebataba el liderato, justo antes del parón.

Tres meses después sin fútbol, con todas las incógnitas de esta situación que hemos vivido este volvería para elegir al campeón en el campo. El Madrid se encontraba en segunda posición, a tres puntos del Barça pero con una ventaja, que en caso de puntos iguales, serían campeones.

El equipo merengue volvería del parón ante el Eibar. Tras una buena primera parte, el equipo dejó el camino encarrilado. El siguiente encuentro sería frente al Valencia en casa y consiguieron repetir triunfo.

Y tras dos jornadas, llegaría el momento. El Barcelona había pinchado ante el Sevilla, y el Real Madrid tenía la opción de recortar puntos. Y tras un duro partido en casa de la Real Sociedad, el equipo se quedó a un punto de los culés.

En la siguiente jornada, los dos no fallaron. No obstante, tres días después los de Quique Setién volvieron a empatar, esta vez en Vigo. Por ello, los merengues, tras ganar al Espanyol, recuperaron la primera plaza de la clasificación. Esta se consagraría con otra victoria y alejándose aun más de los segundos, ya que los blaugranas se volvieron a dejar puntos, esta vez ante el Atlético.

Durante las siguientes tres jornadas ninguno de los dos equipos perderían puntos. Ahora, el Real Madrid tiene la primera oportunidad de conseguir su 34º liga. Una liga que sin ninguna duda, ha sido gracias, en parte, a su gran trabajo defensivo durante la temporada. También al trabajo colectivo ya que, exceptuando a los porteros, Brahim y Militao, toda la plantilla ha anotado algún gol en esta liga.

Imagen principal vía: Real Madrid

Sígueme en @deporteslider y sigue toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario