La Mejor Información Deportiva

El Barcelona se queda sin final de la Youth League

0

Los azulgranas se quedaron a las puertas de su tercera final.

Barcelona y Chelsea saltaron al campo del Colovray Sports Centre de Nyon, Suiza, estadio que acoge las semifinales y también la final de la sexta edición de la UEFA Youth League. Ambos equipos ya sabían quien sería su rival en caso de ganar el partido, pues a primera hora, el Porto goleó contundentemente al debutante Hoffenheim, inesperado invitado a esta etapa del torneo. Romário Baró de falta directa adelantaba al elenco luso, que amplió la ventaja gracias a una de sus principales figuras, Fabio Silva (5 goles y 4 asistencias en 8 partidos), mientras que Tiago Matos cerraba al 88 el cómodo triunfo portugués.

De vuelta en el choque entre bicampeones, el inicio fue más para el lado culé, con algunos jugadores que saborearon el título la pasada temporada y que incluso han tenido la oportunidad de probarse bajo el mando de Valverde. En ese caso está el lateral zurdo Juan Miranda, acompañado por Mingueza, Marqués y Orellana, elementos experimentados en la Champions Juvenil, así como con recorrido en el filial blaugrana a las órdenes de Francisco García Pimienta, el DT que les hizo ganadores en el anterior curso frente a este mismo rival con victoria de 3-0, destacando el venezolano Alejandro Marqués con un doblete.

Imagen vía: UEFA Youth League
Imagen vía: UEFA Youth League

No tardó en aparecer el primer acercamiento con mucho peligro a favor de los catalanes, ya que los de Denis Silva salieron a presionar en campo contrario desde el inicio, probando el profundo Miranda al minuto 3 con un fuerte remate que detuvo Ziger, pero su rebote no fue bien aprovechado por Monchu que chutó de forma suave. El dominio azulgrana continuaba incomodando a un Chelsea, que al decir del entrenador del Barcelona, era un equipo muy parecido a lo que habían visto en los cuartos de final ante Lyon, destacando el poderío físico y el juego por las bandas.

Cerca del cuarto de hora, el Chelsea se comenzó a soltar y sumado a algunas imprecisiones de los culés, se asomaron a la cabaña defendida por Tenas. Fue el propio guardameta azulgrana quien evitó la apertura del marcador en par de ocasiones, en ambas al peligroso holandés Daishawm Redan, una de ellas en un mano a mano espectacular. Luego Miranda sacaba en la línea el posible 0-1, pero tras el susto, una buena combinación entre Monchu, De La Fuente y la finalización del hispano-guineano, Anssumane Fati, empujando la esférica simplemente, puso en ventaja al Barcelona cuando se jugaba el minuto 20.

Imagen vía: UEFA Youth League
Imagen vía: UEFA Youth League

El resto del tiempo pasó por el dominio del balón blaugrana y los pases verticales del Chelsea, apostando por el fútbol directo, lo clásico de los clubes ingleses. Alejandro Marqués pudo ampliar la diferencia, pero su remate con la testa se fue rozando el larguero. El centro había sido de Guillem Jaume, elevándose el venezolano por encima de los zagueros Blues, en el intento de volverles a anotar, como en la final del 2018. Casi al cierre, Monchu rescató una pelota dentro del área, pero su remate fue repelido por la defensa inglesa, lo que dio paso al camino hacia los vestuarios.

La segunda mitad inició de la misma manera. Dominio de los catalanes, quienes tenían el balón, además de ser punzantes en sus aproximaciones al marco rival. Konrad De La Fuente, un dolor de cabeza para la defensa londinense, jugaba y hacía jugar a los suyos, al igual que Monchu, quien se erigía como el líder desde la medular. Orellana probaba, pero su chut se iba fuera. Eran minutos para los de Denis Silva, quienes veían más cerca la final.

Como en la primera parte, llegó el minuto 20 de la segunda y otra vez el gol. Esta vez fue para los que estaban obligados a remontar, gracias a la insistencia de Luke McCormick, a quien minutos antes Tenas le había detenido un trallazo. Arriesgó mucho el Barcelona queriendo salir desde atrás y Redan robó como el más listo, vio libre al capitán Blue y este batió la cabaña barcelonista para el 1-1. Faltaban 25 minutos y el choque tenía aún mucho por decir.

Los actuales campeones reaccionaron a la velocidad de la luz. Otra vez aparecía el guineano Fati, en esta ocasión para recoger una intervención de Ziger tras la acción de Orellana, previo pase de Monchu y en dos minutos el Barcelona se volvía a colocar por delante en la pizarra. Vendrían momentos de cambios por parte de los equipos, de nervios, de acciones peligrosas, sobre todo un posible penal de Monchu que el árbitro no vio y que los ingleses, lógicamente, protestaron.

Una de las joyas de la cantera Blue, Charlie Brown, entraba por Redan y sólo tardó par de minutos para causar estragos. Uno de los más destacados en la pasada y en la actual Liga Juvenil, a cinco del final, ponía unas tablas en el marcador que hacían mirar inevitablemente a la odiada tanda de penales. El Chelsea venía de derrotar por esa vía a Dínamo de Zagreb tras también igualar en el tiempo regular a dos goles.

Desde los 12 pasos, la suerte sonrió a los campeones de 2015 y 2016. Aunque Gallagher erraba el segundo de los tiros por parte del Chelsea, González no pudo con la presión para los azulgranas y también perdonó en la cuarta ronda. Igualados nuevamente y con el sorteo lanzando por detrás, el sexto disparo le tocó al experimentado Miranda. El carrilero zurdo no pudo mantener el empate y el Chelsea festejó el pase a su tercera final.

Síganme en @cronicarian así como toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o el Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario