La Mejor Información Deportiva

El Barcelona 2-2 Atlético desde dentro

0

Partido igualado el que se disputó este martes 30 de junio a las 22:00 en el Camp Nou. Ambos equipos se midieron para llevarse los 3 puntos.

LaLiga se aleja un poco más para el actual campeón, que era líder cuando la pandemia detuvo la competición. El Atlético empató por dos veces la ventaja del Barça en un partido sin margen de error para los de Quique Setién. Los cuatro goles, a balón parado: uno, el primero del Barça, de Diego Costa en propia puerta a la salida de un córner; y los otros tres, de penalti. De Messi por parte del Barça y de Saúl los dos del Atlético, el primero de ellos con repetición: El VAR anuló un paradón de Ter Stegen, que había adivinado la intención de Costa, el lanzador inicial. Decepción de los culés, que no cambiaron su dinámica a la baja y además se encontraron con un viejo enemigo.

El partido continuó la línea de las últimas jornadas, un Barça irregular que a ratos domina no pudo sumar los tres puntos. Por otro lado no faltó el toque de gracia del VAR en las últimas jornadas. El conjunto catalán mejoró ante un buen Atlético a pesar de que le falte algo de fútbol y, una vez más, le sobró ese impulso repetido del VAR al Real Madrid.

No fue el colegiado a los mandos del VAR (ni su colega, silbato en ristre) tan meticuloso en una jugada posterior, ya en la segunda parte, en la que Giménez se apoyó descaradamente sobre Piqué para impedir que rematase un córner. Más claramente, el mismo penalti que Mateu Lahoz pitó a Marc Bartra en el derbi sevillano.

El Barça cambió el dibujo, con Riqui Puig como mediapunta en un 4-4-2 con rombo, con Rakitic y Arturo Vidal en los interiores. Sin extremos y con las bandas para las subidas de los laterales. Ahí el Barça tuvo un punto débil, porque Semedo ni rompió ni recuperó con eficacia y por el otro lado Alba estuvo muy controlado. Hubo más control del juego por parte del Barça, pero el Atlético cerró bien para evitar ocasiones y, además, probó rápidas transiciones, con Carrasco aprovechando el flojo partido defensivo de Semedo y convertido en la mejor arma rojiblanca. El jugador belga consiguió sacar los dos penaltis que le pitaron a favor del Atlético de Madrid.

Simeone se guardó a Joao Félix para el final, acompañado de Morata, mientras el Barça encaró los últimos diez minutos con un solo cambio: el de Sergi Roberto por Rakitic. Recurrió a Ansu Fati con cinco minutos más el descuento por delante. Griezmann no entró hasta esos minutos de propina. En un final cardíaco, la tuvo el Atlético y la tuvo el Barça en una falta provocada por Ansu, el niño prodigio.

 

Imagen principal: FC Barcelona.

Síganme en @anarme_23 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario