AnálisisCopa del ReyDestacadoFC BarcelonaFútbol EspañolReal SociedadRFEF

El Barça, a semis de Copa del Rey

El Barça vence a la Real Sociedad por 1-0 en el duelo de cuartos de final de la Copa del Rey 2022-2023 en el Camp Nou y se clasifica a semis. 

El Barça vence a la Real Sociedad por 1-0 en el duelo de cuartos de final de la Copa del Rey 2022-2023 en el Camp Nou y se clasifica a semis. 

Ousmane Dembélé hoy salió aplaudido del Camp Nou. El ‘mosquito’ picó a una Real Sociedad que jugó con 10 durante más de 45 minutos y que no pudo evitar ser sobrepasada. La aventura en Copa del Rey para el conjunto ‘txuri-urdin’ llegó a su fin, pero el Barça espera ansioso su rival para disputar las ‘semis’.

Alineaciones de ambos equipos

FC Barcelona: Ter Stegen; Araujo, Koundé, Christensen, Balde; Pedri, De Jong, Busquets, Gavi; Dembélé y Lewandowski

Real Sociedad: Álex Remiro; Elustondo, Zubeldia, Le Normand, Diego Rico; Brais Méndez, Zubimendi, Pablo Marín, Oyarzabal; Sorloth y Take

Desmarques y entradas

El FC Barcelona saltó al césped del Camp Nou con el once que mejor le ha funcionado esta temporada: el presentado para la final de Supercopa española ante el Real Madrid. Xavi incorporó varios cambios respecto a los jugadores titulares que se enfrentaron el pasado domingo ante el Getafe. Ronald Araujo descansó y repuso fuerzas para disputar el duelo en Copa al 100%, por eso Sergi Roberto jugó en la posición que hoy ocupó el uruguayo. Frenkie De Jong también reposó y el Barça decidió jugar con 3 atacantes arriba. Ousmane Dembelé, que repitió titularidad, salió acompañado de Ansu Fati y Raphinha en liga. Su socio en ataque contra la Real fue Robert Lewandowski.

Imanol Alguacil también propuso un XI diferente al que alineó contra el Rayo Vallecano el sábado. Las principales novedades se encontraron en el centro del campo. David Silva, que no pudo ser convocado por molestias en el sóleo, e Illarramendi fueron substituidos por Oyarzabal y Zubimendi. Arriba, Take Kubo, que volvía de lesión, salió en el lugar de Berrene. 

Desde el principio ambos equipos tuvieron claro una cosa: tenían que controlar la posesión del balón sí o sí. Las armas más peligrosas de los dos conjuntos funcionan gracias al juego desarrollado por el interior, con triangulaciones rápidas y precisas. En los primeros compases del partido ninguno de los contrincantes dominó el juego en su totalidad. Los culés destacaron en ataque, pues en los 10 primeros minutos remataron 3 veces a portería. La primera ocasión llegó gracias a un extraordinario pase de Ter Stegen para la carrera de Dembélé, que subió por la banda derecha y dirigió el cuero a la posición de Lewandowski. El remate del polaco salió fuera y, poco después, volvió a chutar a portería marcando un gol anulado por fuera de juego.

La Real Sociedad se mostró mucho más vertical. Aprovechó la defensa adelantada del Barcelona para lanzar un par de contras a gran velocidad, pero no consiguió oler el arco del cancerbero culé. Mientras tanto, el equipo local siguió a lo suyo. Pedri estuvo especialmente preciso en los pases, cosa que le permitió controlar el ritmo de los ataques y enviar pases al espacio para los desmarques de Dembélé. El Barça también se lució saliendo desde atrás moviendo el juego de lado a lado o a través de Ter Stegen.

A partir de la media hora el equipo de Imanol Alguacil hizo su primer aviso. Takefusa Kubo se abrió en banda, recibió el balón solo y golpeó con contundencia dirección portería. El disparo dio de lleno en el travesaño. También, el encuentro empezó a tener varias interrupciones por diversas faltas que se cometían en ambos conjuntos. En el 40′, Brais Méndez fue expulsado por una entrada en plancha a Busquets. Gil Manzano sacó tarjeta amarilla al gallego, pero después de revisar el VAR rectificó su decisión.

Dembélé en un buen día

La Real Sociedad se preparó para afrontar una segunda mitad con 10 hombres en el campo. Imanol introdujo dos cambios en su once: Oyarzabal y Diego Rico fueron sustituidos por Barrene y Aihen. Evidentemente, el conjunto ‘txuri-urdin’ no pudo salir con la agresividad con la que saltó al césped durante los primeros 45 minutos. Sus líneas se replegaron y el Barcelona empezó a asediar la portería de Álex Remiro.

En el 52′ Dembélé, que se encontró especialmente enchufado en el partido de hoy, marcó el primer y único tanto para el Barça. Joules Koundé envió un pase en profundidad para que el ‘mosquito’ corriese por la banda. Estando en el área, no se lo pensó dos veces y envió un trallazo al fondo de la portería.

Durante los compases posteriores la Real intentó apretar un poco para generar alguna ocasión peligrosa arriba, pero rápidamente el FC Barcelona se volvió a hacer con el balón. Las revoluciones del encuentro bajaron notablemente dado que el Barça empezó a dormir el partido, a mantener mucho más la posesión y a atacar trabajando más las jugadas. De vez en cuando trataron de generar peligro acelerando por las bandas, pero no encontraron huecos.

Ya en el final, una pérdida en defensa del Barça puso un punto de emoción al encuentro. Ter Stegen, sublime, paró el disparo de Robert Navarro y volvió a demostrar que su estado de forma es inmejorable. A esa ocasión le siguieron un par más, pero el alemán volvió a detener un potente chut desde fuera del área.

Imagen vía: Twitter FCBarcelona_es

Sígueme en @silviapujols y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Sílvia Pujol Sabadell

Estudiante de Periodismo en la UPF.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba