AnálisisFútbol InternacionalPremier League

El balón parado vuelve a dar otra victoria al West Ham

Los goles de Zouma de córner y Benrahma de penalti dan la victoria al West Ham (2-0) frente a un combativo Bournemouth.

Los goles de Zouma de córner y Benrahma de penalti dan la victoria al West Ham (2-0) frente a un combativo Bournemouth.

El último partido de la jornada 13 de la Premier League iba a deparar un enfrentamiento en el Estadio Olímpico de Londres entre el West Ham, un equipo que vuelve a luchar por entrar en puestos europeos, frente al Bournemouth, un conjunto recién ascendido que ha empezado mejor de lo esperado la campaña y que empezaba el encuentro 4 puntos por encima del descenso.

Alineaciones de ambos equipos:

West Ham (4-2-3-1) David Moyes: Fabianski, Johnson, Zouma, Kehrer, Cresswell; Soucek, Rice; Bowen (Coufal 88′), Downes (Fornals 88′), Benrahma; Scamacca (Antonio 73′).

Bournemouth (4-4-2) Gary O´Neil: Neto (Travers 46′); Frederiks (Zemura 57′), Senesi, Mepham, Smith; Christie (Anthony 57′), Cook, Lerma, Tavernier; Billing, Solanke (Moore ′45).

Primera parte de ida vuelta con ocasiones para los dos equipos y gol en el descuento

La primera ocasión del partido llegaba dentro de los primeros cinco minutos por parte del conjunto local, cuando Benrahma lanzaba a puerta una falta muy escorada que acababa en el lateral de red.

El conjunto visitante iba a responder enseguida con una ocasión en los pies de Solanke que, tras llevarse un rebote, se quedaba delante de Fabianski, pero el portero polaco salía muy rápido a los pies del delantero para salvar la ocasión.

Soucek, con su tradicional llegada desde segunda línea, casi metía gol de cabeza en el 11, en un partido que en los primeros 15 minutos fue de constante ida y vuelta.

Poco a poco los Hammers se iban a hacer con el control del partido, y en el 18 iba a llegar una doble ocasión en la que casi se adelanta el conjunto local en un tiro de Cresswell que detiene Neto haciendo un paradón.

El exportero del Barça iba a ser protagonista en la primera parte cuando en el minuto 30 se iba a quejar de una lesión tras golpear un balón, sin embargo, podría seguir en el partido, aunque ese parón detuvo el ritmo del partido.

Solanke iba a tener otra ocasión en el 37 en una contra con un tiro flojo que detenía fácil el guardameta local. Pocos minutos después, el delantero inglés se iba a retirar lesionado del campo.

Cuando parecía que la primera parte había acabado, apareció el gran arma en ataque del conjunto londinense, el balón parado. Bowen iba a poner un córner que, tras un barullo, iba a acabar cabeceando Zouma a gol en el descuento. Aunque el gol tuvo polémica porque Kehrer toca el balón con la mano, pero es cierto que lo tenía pegado, la polémica está servida.

Segunda parte dominada por el West Ham con otro gol en los minutos finales

La segunda parte iba a comenzar con la mala noticia para los Cherries de la lesión de Neto que no iba a poder seguir en el partido.

Los primeros 15 minutos iban a ser de claro dominio local. El West Ham se hizo con la posesión del balón y se la escondía al equipo del sur de Inglaterra y les iba a encerrar en su campo, aunque sin ocasiones claras salvo algún golpeo de larga distancia.

Un gran disparo de Rice desde muy lejos iba a obtener respuesta de Travers en el 60 en una buena ocasión con el latigazo del centrocampista inglés.

El conjunto local seguía siendo muy superior a su rival con posesiones de balón largas y ejerciendo una gran presión alta para no dejar salir fácil al conjunto rival, sobre todo gracias a su capitán, Declan Rice, que tanto con balón como sin balón estaba siendo clave para su equipo.

El primer acercamiento de los Cherries llegó en el minuto 73 con una falta desde casi el centro del campo que prolonga Moore y no llega por poco Tavernier a rematar.

Poco a poco el Bournemouth se acercaba al área del equipo londinense, aunque la defensa Hammer estaba siempre bien colocada para repeler cualquier ataque rival, que lo intentaba sobre todo con centros laterales buscando a Moore.

Cuando el partido llegaba al minuto 90, en una contra del West Ham, el recién ingresado Coufal iba a ganar línea de fondo y poner un centro que iba a golpear en la mano de Zemura dentro del área. En un primer momento el colegiado no iba a señalar penalti, pero era avisado por el VAR y, tras revisarlo iba a señalar la pena máxima. El penalti iba a ser anotado por Benrahma, sentenciando así el encuentro.

Con esta victoria, el conjunto Hammer se pone décimo y se acerca a los puesto europeos, mientras que los Cherries siguen en una posición relativamente cómoda, 4 puntos por encima del descenso.

Imagen principal vía: @premierleague

Síganme en @adrirayo98 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios