La Mejor Información Deportiva

El Atleti vuela hacia octavos después de un trámite

0

Joao Félix y Felipe marcaron en la victoria por 2-0 ante el Lokomotiv. Bayern, Liverpool, PSG, City o Leipzig, posibles rivales en la siguiente fase.

Merodeaban por el Wanda Metropolitano viejos fantasmas del pasado. El del Qarabag era el que suspiraba más fuerte, casi chillaba en las nucas de los aficionados rojiblancos. La falta de gol no ayudaba a silenciar estas dudas. Y que Trippier no lograse convertir un penalti en el primer minuto del encuentro, tampoco. El lateral inglés, que se pidió ejecutar la pena máxima precedida de una caída de Joao Félix en el área, se topó con Kochenkov. El meta ruso pasó de villano a héroe en menos de dos minutos. Primero derribó al joven portugués del Atleti, después desviaría lo justo el lanzamiento del ex del Tottenham para que se estrellase contra el palo.

Llegaba el rival con bajas significativas, como Farfán, Barinov o Joao Mario. Los rusos no se jugaban absolutamente nada y, además, estaban de capa caída. Al Atlético le valía incluso una derrota, siempre y cuando el Leverkusen no doblegase a la Juve. Pero los fantasmas que rondaban el estadio no invitaban a la especulación. Era un trámite, pero un trámite necesario para plantarse en octavos sin tener que mirar a lo que aconteciese en tierras teutonas.

Tras el penalti errado por Trippier, el elenco del Cholo no se arrugó y siguió con el plan inicial. Con unas líneas muy adelantadas, los jugadores rojiblancos no dejaron pensar a los de Siomin. Morata de referencia arriba y Joao Félix, que esta vez sí que brilló, campando a sus anchas por detrás del madrileño. A las espaldas de los atacantes asumían las veces de mediapunta Correa y Saúl, metiéndose por dentro para liberar los costados, y Thomas, el director de la orquesta. Koke sostenía al equipo desde atrás. Trippier y Lodi volaban por las bandas. Felipe y Hermoso fueron los guardianes de la retaguardia, aunque no tuvieron demasiado trabajo. Menos aún tuvo Oblak, convertido en uno más de los valientes espectadores que lidiaron contra el frío en el Metropolitano.

Imagen: Atlético de Madrid

Estaba apretando muy bien el Atleti, combinando a velocidad endiablada y con una presión tras pérdida asfixiante. Era cuestión de tiempo que el 1-0 subiese al marcador, y lo hizo dieciséis minutos después del penalti fallado por el lateral derecho rojiblanco. Zhemaletdinov cometió una mano inocente en el interior del área y el colegiado señaló hacia el punto fatídico. Joao Félix solicitó el lanzamiento, no le tembló el pulso, engañó a Kochenkov y la puso en la cepa del poste con un disparo raso y seco. Era el premio al fulgurante arranque colchonero.

Pudo poner tierra de por medio el conjunto madrileño antes del descanso por medio de Morata. El ex del Chelsea se plantó en el área y batió al cancerbero ruso tras un balón filtrado de Correa. Sin embargo, tras la revisión del VAR, se comprobó que se hallaba ligeramente adelantado y el tanto fue anulado por posición antirreglamentaria. Tocaba sufrir un poco más en la segunda mitad, aunque el Lokomotiv no daba señales de vida y el 0-0 inicial no se inmutaba en Leverkusen.

Pero ahí estaba Felipe Monteiro para instalar la calma en el feudo colchonero por primera vez desde hacía semanas. En el minuto 54, Trippier puso en corto un córner. Koke recibió, ganó metros y conectó un centro al primer palo. Allí se encontraba el central brasileño, que culminaba su sobresaliente actuación con un remate de volea acrobática y una voltereta en la celebración.

Imagen: Atlético de Madrid

Este 2-0 dejaba mucho más tranquilos a los aficionados rojiblancos, que ya se sabían equipo de octavos de final debido a la inoperancia rusa. Más aún cuando supieron que la Juventus, pese a estar ya clasificada de antemano, hacía los deberes derrotando con un resultado idéntico al equipo de las aspirinas. Y sin mucho más que destacar se llegó al pitido final del húngaro Viktor Kassai.

De esta forma, el Atleti concluye una complicada fase de grupos como segundo clasificado. Sufrieron los rojiblancos más de la cuenta, pero ya tienen su codiciado billete para octavos de final de la Champions. Allí esperan Liverpool, Bayern de Múnich, Manchester City, París Saint Germain y RB Leipzig, sus posibles rivales. Cinco huesos duros de roer. Habrá que ver cómo llegan los de Simeone a febrero y confiar en su solvencia en las eliminatorias a doble partido para ver si este Atleti continúa su camino hacia Estambul.

 

Imagen principal: Atlético de Madrid.

Síganme en @ASoto__ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_Deportivo, en nuestro Facebook: Vip Deportivo y en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario