La Mejor Información Deportiva

El Atleti tiró de martillo y sufrió para acallar los ecos del pasillo

0

El Atlético demostró de lo que es capaz para atar la Champions, y, de paso, acallar a todos aquellos que le criticaron.

El derbi madrileño estaba marcado por una sola cosa, que no era en el aspecto deportivo precisamente. El famoso pasillo. Los medios de comunicación, especialmente los relacionados con el Real Madrid, se encargaron de calentar el partido criticando sin piedad al Atlético. ¿El motivo? El no querer hacer esta antaño muestra de respeto que, en los últimos tiempos, y, sobre todo, con equipos grandes, parece un signo de humillación.

En la previa, se pudo ver cómo la afición colchonera sacó un cartel que lo dejaba bien claro. “Entre la prensa y los de amarillo, 120 años de pasillo”. Imaginen ustedes cómo estaba la gente después de escuchar todo lo que se ha escuchado durante la semana. Tal y cómo se dijo en los días previos, no se hizo pasillo, y el club blanco no le dio más importancia, como debe ser.

Un Atlético superior en la primera parte que sufrió al final

Fue una noche marcada por la “Fuerza”, ya que Darth Vader fue el encargado de entregar el balón del encuentro. Un partido en el que el Atlético tuvo muchas ocasiones para marcar más de un gol, pero no fue capaz de hacerlo. En la primera mitad, el cuadro rojiblanco, que se lo jugaba todo, salió con más intensidad que su rival, que salía con muchos poco habituales, y que terminó pagando ese aspecto.

Hay que decir que al conjunto merengue poco o nada le importaba el duelo, ya que, tras ganar el título, solo está centrado en una cosa: conquistar de nuevo la Champions. Por eso, es comprensible y respetable que use los últimos encuentros de la temporada como preparación de cara al duelo con el Liverpool. En cuanto a los de Simeone, hay que decir que fue una de las mejores primeras partes de toda la temporada, en cuanto a intensidad, concentración y sobriedad.

En la segunda mitad, ya tras el gol de Carrasco, en una de las jugadas más polémicas del partido, el Real Madrid reaccionó. Sobre todo, al final, cuando con la entrada de Modric o Valverde, dos de sus mejores puntas de lanza, apretó sobremanera al Atlético, aunque sin demasiado acierto. En los últimos minutos, la afición local se sobrecogía, al observar las aproximaciones del eterno rival a la portería de Oblak, que fue deteniendo una a una cada una de las ocasiones que llegaban a sus manos.

Una victoria que puede saber a Champions

A estas alturas de la temporada, cualquier punto cuenta, y eso Simeone lo sabe demasiado bien. La temporada no ha sido nada buena para el ya ex campeón de Liga, que no se esperaba cuando comenzó que tendría que luchar hasta la última jornada para poder meterse en la próxima edición de la competición continental.

No se trata de un solo partido, porque esta victoria puede ser clave, tanto en lo deportivo, como en lo económico, para un Atlético que necesita y de forma urgente volver a estar entre los mejores del Viejo Continente. Hay quien criticó que los jugadores saludaran a su afición tras el encuentro. Ya se critica cualquier cosa. Tengamos las miras más anchas, por favor.

El fútbol es un deporte precioso, no lo estropeemos con cosas que no tienen ningún sentido. Dejen disfrutar y que las cosas fluyan de forma natural en uno de los mayores espectáculos del mundo.

 

Imagen principal vía: JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS.

Síganme en @alex_martinn_10  y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: