AnálisisAtlético de MadridChampions LeagueFútbol EspañolFútbol Internacional

El Atleti entre los ocho mejores de Europa

El Metropolitano se consagra como el jugador número 12 y lleva al Atlético de Madrid en volandas a los cuartos de final de la Champions.

El Metropolitano se consagra como el jugador número 12 y lleva al Atlético de Madrid en volandas a los cuartos de final de la Champions.

Simeone remonta y elimina al Ínter de Milán

Anoche, el Metropolitano volvió a experimentar otra mágica noche europea. Una noche que se planteaba como uno de los desafíos más duros a los que los rojiblancos debían enfrentarse esta temporada. Teniendo en cuenta que el conjunto italiano llegaba con un gol de ventaja y que el Atlético de Madrid venía de ser derrotado en la competición doméstica contra el Cádiz, la situación parecía ponerse cuesta arriba para los colchoneros.

El conjunto de Simeone tenía noventa minutos para darle la vuelta al marcador y poder conseguir el preciado pase a los cuartos de final de la UEFA Champions League. Con  una actitud valiente y una tendencia ofensiva, los rojiblancos parecían buscar un gol tempranero e igualar la eliminatoria lo antes posible. No obstante, las cosas se torcieron llegado el minuto treinta y tres. Minuto en el que Dimarco penetró la portería de Oblak estableciendo el 0-1 en el encuentro; lo que suponía una ventaja de dos goles en el marcador global de la eliminatoria. 

Las cosas se pusieron feas para el Atlético de Madrid que, lejos de darse por vencido, supo reaccionar. Pues tan solo dos minutos después Griezmann empató el partido; protagonizando una hazaña que provocó que el estadio se viniera abajo y animase a sus hombre más que nunca.

El partido siguió su curso y la segunda mitad se vivió con la misma tensión que venían demostrando hasta entonces. Destacando una tendencia más ofensiva por parte del Atleti, que no paró de generar ocasiones hasta que consiguió igualar la eliminatoria en el minuto ochenta y siete. Tras un pase a medida del capitán rojiblanco, Depay definió a la perfección y permitió que los colchoneros tuvieran otra oportunidad de pasar de ronda. Una oportunidad que tendrían que aprovechar en la prórroga. No obstante, ninguno de los dos conjuntos dio un golpe sobre la mesa y los treinta minutos añadidos se extendieron hasta los penaltis.

Oblak se disfrazó de héroe en unos penaltis de infarto

Con 120 minutos a las espaldas, Griezmann en el banquillo y elegida la portería del Fondo Norte para tirar los penaltis, se decidió la eliminatoria desde los once metros. 

Fue el conjunto italiano quien comenzó a tirar, concretamente fue Calhanoglu quien hacía el primer tanto. Seguido de Memphis, que empató con un gol en la escuadra. En el segundo del Ínter, Oblak se puso la capa y paró el penalti para poner en ventaja a los suyos. Aunque Saúl no fue capaz de aprovechar el acierto de su compañero y falló el penalti. En el tercer tiro, Oblak confirmó la hazaña eslovena y paró el segundo de la noche. Permitiendo que Riquelme penetrara la portería italiana y se pusiera el Atleti 2-1 a favor. Los siguientes tiros, de Acerbi y Correa, se transformaron en goles. Pero, finalmente, Lautaro mandó el balón por encima del larguero y se confirmó el pase del Atlético de Madrid. 

Simeone, a cuartos

Tras el fallo de Lautaro, no fue necesario que los rojiblancos tirasen su quinto gol. Confirmándose así el pase del conjunto español a la siguiente ronda.

Con un marcador en contra y una eficacia de equipo que no había dado sus frutos hacía apenas días, el Metropolitano no dudó en llevar en volandas a su equipo hacia los cuartos de final de Champions League.

Así, el Atlético de Madrid culminó una remontada que hacía honor al tifo previo al encuentro: «Ad augusta per angusta», es decir, «alcanzar lo más alto a través de lo más difícil». 

Imagen vía: Thomas Coex / Getty Images

Síganme en @nmartinezzzzzzz y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba