La Mejor Información Deportiva

El Arte de ofrecer incógnitas

@MotoGP
0

Artículo de opinión sobre las sensaciones percibidas a lo largo de los test de pretemporada.

Los test de las principales competiciones del Motor, MotoGP y Fórmula 1 han tocado a su fin tras haber caído la noche en Catar y Baréin respectivamente cuando la noche cayó después de largas jornadas de test. A pesar de tratarse de sesiones faraónicas en términos de minutos, la pasión de sus seguidores ha imperado a lo largo de la pretemporada. Porque uno debe amar obsesivamente el Motorsport para estar hipnotizado viendo cómo ciertas máquinas dan vueltas y vueltas en solitario al mismo circuito durante horas.

COVID-19 y juego de sillas

Al fin y al cabo, tirarse tres meses sin ver tus competiciones favoritas ofrecen una incertidumbre que te hace agarrarte a cualquier estímulo que sacie tu mono. Por si fuera poco, la pandemia generó un efecto mariposa que condujo a la parrilla a una silly season inesperada. Ver a veteranos agarrándose a un clavo ardiendo con la ilusión de unos jóvenes y a otros jóvenes con el porte de veteranos en proyectos de fábrica son todo un lujo.

Imagen
@MotoGP

Porque el tiempo acaba siendo el protagonista del espectáculo, ya que marca cada una de las partes del hilo argumental de una persona. Su esencia es la misma, pero su impronta difiere en función de los kilómetros de la travesía de cada individuo. Precisamente este camino está definido por el vuelta a vuelta realizado en una misma pista, caracterizada por iniciar de día y acabar de noche para reflejar el paso de la vida.

Nada es aburrido si sabes analizarlo

Aunque pueda resultar aburrido observar detenidamente durante horas cómo un gran número de locos dan vueltas a un circuito poniendo sus máquinas a más de 300 km/h, es posible llevar a cabo un gran ejercicio de reflexión. La persona superficial solamente ve a personas girando sin parar hacia una pista, mientras que el amante del análisis y la profundización percibe el paraíso de la incertidumbre ante la falta de datos precisos en cada uno de los tiempos marcados por parte de los pilotos.

Al fin y al cabo, los cronos marcado por cada piloto dejaba la incertidumbre de conocer cuáles eran los condicionantes de dicho rendimiento. El estado de las gomas, la carga de carburante o el mero de arte de ir de farol son grandes incógnitas que multiplicaban la atención del espectador durante las jornadas. Pero su exceso puede ocasionar un perfecto ejercicio de demagogia, dilapidando el espíritu ensayista.

Por tanto, toca esperar al verdadero primer plato tras haber degustado jugosas tapas llenas de novedades, pero sin perder el regusto orgásmico para nuestro paladar. El margen entre la pretemporada y el inicio del Campeonato se vuelve cada vez más escaso, y más en época de pandemia, periodo en el que la lentitud de la incertidumbre es frenada por la velocidad de los acontecimientos. ¿Qué más da tener un poco de incertidumbre? Si pronto la vamos a resolver.

 

Imagen vía:@MotoGP

Sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario