La Mejor Información Deportiva

Eibar y Girona, un modesto paralelismo

0

Con el mismo discurso de siempre arrancaban los equipos más humildes la temporada. Vengo a destacar, en especial, al Eibar y al Girona. Por un lado los de José Luis Mendilibar, siempre en el punto de mira por no descender pero que después a base de constancia y sacrificio se dedican a estropear apuestas. Por el otro los de Pablo Machín, recién ascendidos y a los que no se les tenía muy en cuenta en el inicio de liga para lograr cosas importantes, lógico cuando eres inexperto en la categoría de oro del fútbol español.

Fuertes empezaron ambos. El Girona de la mano-o cabeza, como prefieran- de Stuani, no tardó en avisar a los amantes de La Liga de que habían llegado para dar guerra. Finalmente acabó empatando el Atleti, pero el mensaje que pretendían transmitir ya había sido enviado. Lo que vino después fue un equipo que se sentía cómodo en casa, muy cómodo, intratable e incluso se podía permitir dar alguna campanada lejos de Montilivi. Además, el Eibar empezó ganando fuera de casa y aunque pronto se torcieron las cosas, los eibarreses fueron capaces de remontar puestos en la clasificación hasta permitirse la licencia de soñar por Europa.

José Luis Mendilibar y Pablo Machín, dos técnicos con ideas distintas pero igual de efectivas. El juego del primero se basa en ahogar al rival para recuperar en zona de tres cuartos de campo y finalizar con cuantos más jugadores posibles, mejor. Los delanteros de Ipurúa son un peligro en el remate y más cuando los laterales tienen una importancia tan grande en el esquema de juego del de Zaldívar. Sin embargo, Pablo Machín ha conseguido algo muy importante que es mantener el estilo de juego que el equipo venía plasmando desde la Segunda División. El técnico de Soria ha seguido apostando por una defensa de cinco a la que cuesta mucho marcar un gol. Los laterales también cobran una gran relevancia en cuanto a proyección ofensiva se refiere. Tanto Maffeo como Mójica son auténticas amenazas para las defensas rivales. El gol es para el ya mencionado Stuani, para Juanpe que es el defensa con más goles del campeonato y para Portu que en su primera campaña en primera ha enamorado a todos con su velocidad de vértigo y goles.

Los dos equipos se han hecho un nombre en el fútbol español. A la mayoría de gente les hacía ilusión que se ganaran un puesto en la Europa League, pero ambos equipos han llegado agotados al último tramo de temporada y se está notando el cansancio. En las últimas jornadas no han conseguido la victoria con regularidad, lo que unido al buen momento que atraviesan otros equipos como Real Betis o Villarreal les ha alejado de los puestos europeos con los que tanto han soñado.

Estamos ante dos conjuntos que a base de esfuerzo y humildad han conseguido- y muy pronto- derribar las expectativas que se tenía de ellos a principio de temporada. Y lo más importante, hacer que sus entrenadores cambien el discurso que tanto miedo da si te sales un poco de él. Se ha pasado de: ‘’El objetivo es la permanencia’’ a ‘’¿Por qué no soñar? Ya nos hemos salvado…’’.  Al fin y al cabo esto es el fútbol, un deporte como la vida misma, donde el sentimiento nace, se reproduce y muere, pero lo que es evidente es que el sentimiento de ambos equipos está en su máximo esplendor.

Escribe Iván Escolano Furió (@Escofu)

Imagen: vía Mundo Deportivo. Borja García se dispone a disparar en Ipurúa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.