La Mejor Información Deportiva

Ecos del pasado

0

Como si de un flash del pasado se tratase, el Barcelona ha encontrado, al fín, un mediocampo que represente esa idea por la que se ha luchado durante 30 intensos años.

El partido entre el Barcelona y el Valencia ha dejado múltiples lecturas. Algunos hablan del partido de presentación mundial de Ansu Fati. Otros, del principio del fin de la buena racha que lucía el Valencia desde 2017. Realmente, es un partido muy rico en contenido, pero tiene algo demasiado trascendental, imposible de opacar con cualquier otra cosa: el inicio de la recuperación del cruyffismo.

Arthur
Arthur en el Barcelona vs. Valencia – Imagen vía: Getty Images 

Busquets, De Jong y Arthur compartieron titularidad por primera vez desde que el tulipán llegó a la ciudad condal. Las expectativas estaban por los aires, y no han decepcionado. La tremenda superioridad que mostró el Barça sobre el Valencia fue por la masterclass de estos tres genios del centro del campo. Movilidad ágil de balón, presión asfixiante ante pérdida de balón, pases clave, elegantes movimientos que rompen líneas… Fue una exhibición realmente ilusionante.

Valverde apostó el año pasado por un mediocampo «traidor». Se apostó por el puro músculo y se dejó de lado la organización, el control, el criterio a la hora de mover el balón… Aquel trivote compuesto por Busquets, Rakitic y Vidal fue la gran razón por la que el Barça del año pasado fue el menos Barça de los que ha habido durante esta década. El anárquico desgobierno que protagonizaron estos tres futbolistas acabaron provocando una nueva noche negra en la historia culé.

Ahora, todo ha cambiado. Valverde parece convencido de poner en primera plana a Arthur y De Jong, dos jugadores antitéticos a Rakitic y Vidal. Son dos jugadores muy jóvenes, con toda la carrera por delante, que saben que tienen la oportunidad de sus vidas para hacerse con un puesto en el XI titular del Barça para los próximos diez años.

De Jong
De Jong en el Barcelona vs. Valencia – Imagen vía: FC Barcelona 

Especialmente agradecido de este cambio está Busquets. El de Badía es un jugador especial. En su prime, es el mejor mediocentro defensivo del mundo, pero para llegar a ese nivel necesita un determinado perfil de jugador a su lado. A Busquets no le puedes poner con jugadores tan «descontrolados» como Vidal y Rakitic porque mostrará un nivel pésimo. Parece que Valverde por fín se ha dado cuenta de esto y va a apostar por poner un mediocampo mucho más idóneo para que Busquets vuelva a mostrar su mejor nivel.

Las comparaciones son odiosas, por lo que no debemos caer en la (casi) irremediable tentación de nombrar a Xavi e Iniesta. De Jong y Arthur están empezando, necesitan crearse su propio nombre. El martes veremos si lo del pasado sábado fue un espejismo o si será el inicio de algo que nos evoque a los ecos del pasado.

Imagen principal: Getty Images

Sígueme en @Dembousaso y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: vp_deportivo

 

 

Deja un comentario