La Mejor Información Deportiva

Duncan, una vida ligada a los Spurs

0

Tim Duncan, el jugador más importante de la historia de los Spurs, será asistente de Gregg Popovich en el banquillo texano a partir de esta temporada.

COMIENZOS

Duncan quería ser nadador olímpico en sus inicios. Fue entonces cuando un huracán asoló las Islas Vírgenes y destrozó todas las instalaciones donde Tim entrenaba. Poco después, sucedería una tragedia que acabaría con el sueño de la natación. Su madre, víctima del cáncer, murió pocos meses después, e hizo prometer a Tim que se graduaría. Por entonces el joven ya había cambiado la natación por el baloncesto, y accedió a la NBA con 21 años.

La historia de Tim Duncan y San Antonio Spurs ha estado ligada desde que el ala-pívot fuera elegido en el draft de 1997. La franquicia texana tenía el primer pick de aquel draft y Duncan fue elegido. El resto es historia. El jugador más exitoso de las últimas dos décadas sería la pieza angular del proyecto que Popovich dirigía.

El jugador nacido en las Islas Vírgenes sería nombrado rookie del año en la temporada 1997/98. Promedio 21 puntos por partido y fue AllStar en su primera campaña. En su segunda temporada, Duncan llevaría a los Spurs a su primer título de la NBA, venciendo 4-1 a los Knicks de Patrick Ewing. El ala-pívot de San Antonio fue elegido mejor jugador de la final con tan sólo 23 años y entró en el mejor quinteto de la temporada.

UNA CARRERA BRILLANTE

En 2002, Timmy consigue su primer MVP de la temporada regular, y al año siguiente, los Spurs se plantan en una nueva final después de superar a su bestia negra los últimos años, los Lakers. La franquicia texana consiguió el segundo anillo de su historia al derrotar en la final 4-2 a los Nets. Duncan de nuevo fue elegido mejor jugador de la final, habiendo conseguido su segundo MVP de forma consecutiva.

Los Spurs ganarían de nuevo el anillo en 2005, venciendo 4-3 en la final a Detroit Pistons, campeones el año anterior. Otra vez, Timmy-D, como era apodado, sería de nuevo elegido mejor jugador de la final.

En 2007, los Spurs volverían a la final, y se enfrentaron a unos Cavaliers liderados por un jovencísimo LeBron James, a los que destrozaron por 4-0. Duncan jugaría a gran nivel prácticamente hasta su última temporada, consiguiendo un título más en 2014, de nuevo ante LeBron James y sus Miami Heat.

Duncan ha conseguido forjar una de las mayores leyendas de la historia del baloncesto. 15 veces All-Star, 5 veces campeón de la NBA, 15 veces elegido en el mejor quinteto defensivo, y 15 veces integrante de uno de los mejores quintetos de la temporada. También consiguió 3 MVPs de las Finales de la NBA, y 2 MVPs de la temporada regular.

A pesar de ello, siempre ha mantenido la humildad de sus orígenes. Desde su retirada en 2016 se ha dejado ver por las instalaciones de la franquicia texana para aconsejar a los nuevos jugadores y aprender del maestro Popovich, con el que consiguió todos los éxitos. Siempre han mantenido una buena relación y será el nexo de unión entre jugadores y banquillo, y de esto sólo puede beneficiarse la NBA.

Imagen principal: Córdoba Times

Síganme en @willi_jrp y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo,  en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en Instagram: vp_deportivo.

Deja un comentario