AnálisisBundesligaDestacadoFútbol Internacional

Dulce momento del Bayern Múnich

El Bayern Múnich encadena cuatro triunfos consecutivos entre todas las competiciones al batir al Hoffenheim con dianas de Musiala y Choupo-Moting.

El Bayern Múnich encadena cuatro triunfos consecutivos entre todas las competiciones al batir al Hoffenheim con dianas de Musiala y Choupo-Moting.

El Bayern Múnich de Julian Nagelsmann sigue su escalada en la Bundesliga, tras imponerse al Hoffenheim 0-2, que ha cuajado un gran comienzo de temporada en el PreZero Arena. Sin embargo, el Hoffenheim se ha visto superado por los bávaros en bastantes aspectos del juego. Brillante actuación de todo el conjunto visitante tanto en la parcela ofensiva como defensiva.

Los pupilos de Julian Nagelsmann tuvieron algunas bajas, pensando en el evento de Champions del próximo míercoles ante el FC Barcelona en el Camp Nou a las 20:45h, donde ya han sellado el pase para los octavos de final en las pasadas fechas.

Plácida primera mitad del Bayern Múnich

Fue un primer tiempo donde los hombres de Julian Nagelsmann tomaron las riendas del encuentro, gracias a la buena actuación de Coman, Gnabry, Kimmich, Goretzka, Musiala y Choupo-Moting. Estos seis futbolistas crearon peligro a través de diferentes acciones de ataque. De hecho, Jamal Musiala remató al fondo de la red una gran prolongación de Goretzka en el punto de penalti, atrayendo a toda la zaga local para que el estilete alemán nacido en Stuttgart marcase a placer. Brillante jugada de estrategia de los de Baviera.

En el ecuador del primer tiempo, el Bayern estuvo a punto de aumentar su ventaja en el luminoso, aunque la falta de acierto de sus arietes salvó al grupo de André Breitenreiter. Sin embargo, el mejor jugador del Hoffenheim fue Georgino Rutter. El francés se zafó de un defensa y armó el disparo, que envió a saque de esquina, Sven Ulreich, el héroe de los bávaros, juntamente con Gnabry y Choupo-Moting.

Al filo del descanso, Choupo-Moting fusiló sin remisión un centro de Gnabry desde la banda derecha para colocar el 0-2 en el electrónico. No obstante, un error de Kimmich en la medular propició que los locales saliesen a la contra. Georgino Rutter y Grischa Prömel se encontraron con Sven Ulreich, arquero del Bayern München, que realizó unas magníficas paradas y salvó los muebles a su escuadra. El Hoffenheim sólo gozó de tres ocasiones en toda la primera parte.

Un segundo acto sin historia

Tras la reanudación, el Bayern salió de los vestuarios relajado, pues el Hoffenheim ganó metros para ingresar con facilidad al arco defendido por Sven Ulreich. De repente, el Bayern perdió fuelle en la medular y se notó, ya que el conjunto local disfrutó de muchas opciones para hacer el 1-2, aunque la retaguardia bávara estuvo atenta. En la recta final, los visitantes supieron cómo conservar la ventaja y acercarse a la cumbre de la liga alemana.

Imagen principal vía: Bayern Múnich

Por Joan Antoni Perelló.

Sigue toda la actualidad deportiva en @Vip_deportivo en nuestro Facebook Vip Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios