La Mejor Información Deportiva

Downgrade en los banquillos

0

El empate que sufrió ayer el Real Madrid en casa ante el modesto (en clave Champions) Brujas escenifica un panorama inimaginable hace siete años. Barça y Madrid, los dos equipos más importantes del mundo, han caído en la mediocridad. 

Los títulos suelen taparlo todo. Las Champions que ganó el Real Madrid de Zidane taparon un claro fin de ciclo que, aún hoy, no se ha llevado a cabo. Las ligas que ha ganado el Barça de Valverde están tapando un claro abandono del modelo que llevó al conjunto catalán a la excelencia. Ambos equipos han descuidado sus obligaciones al emborracharse éxitos. Pero, como todo en la vida, las consecuencias no se han hecho esperar.

La temporada 2019/20 ha empezado de manera muy decepcionante para ambos equipos. LaLiga está más competida que nunca y en Champions cualquier equipo puede dar la sorpresa; esto último ya lo vimos el año pasado con Ajax y Tottenham. Cierto es que ambos equipos lo tienen fácil (a nivel resultadista) para remontar el vuelo, pero las sensaciones son cada vez peores.

Zidane
Zidane en el partido de ayer contra el Brujas – Imagen vía: Getty Images 

Especialmente preocupante para los intereses del Barcelona es la falta de fútbol, y más viendo los grandes fichajes que se han realizado este verano. Ernesto Valverde no ha logrado remontar el vuelo después del catastrófico final de temporada que vivió el Barça hace tan solo cinco meses. La gestión de la plantilla y el uso de la cantera ha mejorado, pero la táctica es pobre y ningún jugador, aparte de Messi, es capaz de destacar notablemente.

Mientras tanto, en la capital siguen en un estado de shock que ya dura año y medio. La marcha de Cristiano Ronaldo supuso un duro golpe emocional que nadie ha podido revertir. Ni la irrupción de Vinicius Jr. ni el fichaje estrella de Eden Hazard han logrado despertar la ilusión de una afición deprimida.

En casos tan preocupantes como estos, uno, instintivamente, gira la mirada hacia el banquillo. Valverde y Zidane han demostrado, sobradamente, ser dos entrenadores sin el carisma necesario para levantar un estadio. Guardiola, Klopp y Simeone sí son capaces de ello. Además, ninguno de los dos la sensación de tener el poder necesario como para liderar el vestuario. Parecen sujetos a los deseos y exigencias de dos plantillas igual de viciadas.

Guardiola y Mourinho
Guardiola y Mourinho, los dos protagonistas de los mejores clásicos de la historia – Imagen vía: Getty Images 

Es inevitable recordar los años 2010, 2011 y 2012, los grandes años de la rivalidad Barça-Madrid. ¿Qué ha cambiado desde entonces? ¿Los jugadores? ¿La prensa? ¿Los aficionados? No, han cambiado los entrenadores. Guardiola y Mourinho eran dos líderes indiscutidos con un pulso de hierro. Ambos llevaron a los clásicos a una nueva dimensión. Cómo olvidar aquellos cuatro clásicos en apenas veinte días… La tensión, la expectación y el calor que se sentía en aquellos tiempos es incomparable a la intrascendencia y el frío que vivimos ahora.

Desconocemos qué pasará esta temporada. Puede que tanto Barça como Madrid ganen títulos importantes y el aficionado resultadista se vea más que satisfecho, pero a los que amamos el espactáculo por encima de todo solo nos apetece un cambio que parece demasiado lejano en el tiempo.

Imagen principal: Getty Images

Sígueme en @Dembousaso y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: vp_deportivo

Deja un comentario