La Mejor Información Deportiva

Dos plazas, cuatro candidatos

0

La posible llegada de De Ligt al Barcelona plantea un serio problema de planificación de cara a la próxima temporada del cuadro culé. El equipo, acostumbrado al 4-3-3, tendría que ingeniárselas para dar minutos a 4 centrales titulares usando a la mitad en cada partido.

El fútbol moderno avanza a pasos agigantados: los esquemas son más complejos y los equipos, a su vez, más competitivos. Este hecho provoca inevitablemente que exista un mayor seguimiento de los jugadores. Nadie antes creía posible que un jugador del calibre de Arthur, traído del Grêmio -primera división brasileña- encajaría a la perfección en el juego azulgrana en tan poco tiempo. Este caso es el homólogo de la mayoría de clubes de todas las competiciones. El resultado se traduce en una globalización del buen fútbol, una equiparación mundial del deporte rey. No obstante, la economía y la trayectoria son dos factores desencadenantes en el momento de arrancar a joven promesa de su club de formación.

Es el caso de Matthijs de Ligt. La perla holandesa está conquistando Europa con tan sólo 19 años. Titular en el Ajax, también con la «naranja mecánica», está llamado a ser uno de los centrales del futuro. Su gol ante la Juve que supuso el pase de su equipo a semifinales de la Champions supuso la constatación de la capacidad que posee el defensor de poder triunfar en un «grande» de Europa.

Resultado de imagen de de ligt

Y como no podía ser de otra manera, el FCBarcelona, siempre atento al mercado, ya ha iniciado trámites para llevarse al jugador. Sabedor de que su amigo y compañero de equipo y de selección Frenkie De Jong ya ha sucumbido a los intereses azulgranas, De Ligt analiza muy positivamente su llegada a la Ciudad Condal. Pero hoy no vamos a situarnos en la perspectiva del holandés, sino en la del Barcelona.

Los culés cuentan con una de las plantillas más envidiables del panorama actual. De entre todos ellos, destacan tres centrales que están en la cima del fútbol: Piqué, Lenglet y Umtiti. El catalán, titular desde su llegada ahora hace 12 años, está muy probablemente en el mejor momento de su carrera: es indispensable en las grandes citas y su presencia en los terrenos de juego es un deleite para el barcelonismo.

Resultado de imagen de piqué

El segundo, Lenglet, ha sabido sacar tajada de la lesión de Umtiti. El francés se ha amoldado en un tiempo récord a la disciplina culé en una de las posiciones más exigentes; la del central. Con una excelente salida de balón, una solidez defensiva más que notable y su regularidad le han arrebatado a su compatriota la titularidad en la zaga.

Resultado de imagen de lenglet

Por último, nos encontramos con el caso de Umtiti. El campeón del mundo con Francia acaba de salir de una lesión que le ha mantenido alejado del verde cerca de tres meses. Como hemos dicho antes, el internacional francés ha visto truncada su titularidad, aunque desde la entidad azulgrana se conoce sobradamente el rendimiento al que puede llegar. Pese a las tres grandes piezas que posee en defensa, el Barcelona piensa en hacerse con los servicios de De Ligt.

Resultado de imagen de umtiti

En el fútbol a veces menos es más. Disponer de 4 centrales titulares puede sonar tentador, aunque a la práctica eso supone una crisis muy peligrosa para la salud interna del club. Desplazando el caso de Piqué, que tiene 32 años, los otros tres defensores no superan los 25. Sin duda, edades perfectas para consolidarse en un grande y empezar a labrarse un nombre en la historia del deporte rey.

Tener a 4 titulares en una misma posición es entonces una arma de doble filo: por una parte garantiza la calidad defensiva del equipo, aunque por otro lado nos encontraríamos en un escenario de «sobrecompetencia». Algunos gigantes de Europa como el Manchester United o la Juventus se han anticipado a los hechos y ya compiten por llevarse a Umtiti. El jugador, en plena crisis de identidad al no ver su esfuerzo recompensado en minutos, empieza a plantearse una posible marcha. Las ofertas son sustanciales y codiciosas, pero la última palabra la tiene el francés.

La situación es incierta, De Ligt aún no quiere avanzar acontecimientos. El holandés quiere esperar a que el Ajax termine su camino hacia un posible triplete para trasladar su decisión a ambas partes. Sea cual sea el desenlace, esperamos por el bien del fútbol y de los que disfrutamos de él que los cuatro futbolistas tengan participación en la próxima campaña.

Podéis seguirme en Twitter: @alexgutierrez8_ y para más información y actualidad deportiva en: @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo, o en Instagram: VP_Deportivo.

 

Deja un comentario