AnálisisBaloncestoDestacadoNBA

Doncic ajusticia a los Wolves

El esloveno, que jugó renqueante, anota un triple decisivo a falta de tres segundos para darle la victoria a Dallas

El esloveno, que jugó renqueante, anota un triple decisivo a falta de tres segundos para darle la victoria a Dallas

Los Mavericks remontan 18 puntos en contra y se ponen 2-0 en las Finales de la Conferencia Oeste tras ganar los dos primeros partidos en Minnesota.

Los de Jason Kidd sobrevieron hasta el descanso y solo se fueron 12 abajo, a pesar del acierto desde el perímetro de Naz Reid, que había convertido los 4 triples que lanzó. Además los “lobos”, más físicos y agresivos que en el Game 1, se llegaron a distanciar por 18 puntos (máxima diferencia del partido). Sin embargo, los Mavericks recortaron la diferencia endosándole un parcial de 6-0 a los Wolves. Ese parcial estuvo comandado por Luka Doncic, aunque el base esloveno mostraba evidentes síntomas de dolor debido a molestias en su rodilla derecha. Incluso cojeaba. Es decir, el esloveno “daba tumbos por Minnesota, pero benditos tumbos”. De hecho, Doncic caía sobre su rodilla izquierda cada vez que tiraba a canasta. Por ello, todo apuntaba a que no terminaría el partido, pero lo mejor estaba por llegar. Encima Irving, terminó la primera parte con 5 puntos, por lo que “pintaban bastos” para los Mavs.

En el tercer cuarto, los Mavericks siguieron recortando las diferencias hasta ponerse cinco abajo de la mano de un Doncic que asumía responsabilidades y lideraba la reacción de los suyos. Sin embargo, pidió el cambio y tuvo que relevarle Irving, su “fiel escudero”.

Último cuarto ajustadísimo

Afortunadamente para los de Kidd, Irving(20 puntos) recobró la inspiración clavando 3 triples seguidos cuando su equipo más lo necesitaba, que permitieron a los Mavs situarse por delante. Además, Edwards (21 puntos), su defensor, se mostraba errático en ataque tomando malas decisiones. Entonces, Dallas “no quería morir en la orilla después de tanto remar”.

Doncic decide el encuentro

Entonces, los Mavericks perdían por 2 puntos a falta de 10 segundos para que concluyera el encuentro y gozaban de la posesión. Subía el balón Doncic que estaba defendido por McDaniels. Pero, Lively (14 puntos y 9 rebotes) bloqueó a su defensor y se quedó en el cambio con Gobert el esloveno. Así que Doncic en lugar de buscar la penetración decidió poner en práctica su stepback desde la línea de 3 para romperle la cadera a Gobert y clavarle un triple en la cara. No obstante, los Wolves pudieron ganar en el último instante, pero Naz Reid (23 puntos) marró el triple. Al final, Doncic que estuvo a punto de llamar al 112 después del partido se marcó un triple doble cojo para volver a asaltar Minnesota.

 

Imagen principal vía: (Stephen Maturen/Getty Images)

Síganme en @enganche94 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba