La Mejor Información Deportiva

Disfrutemos a Messi

0

Un 24 de junio de 1987 una varita mágica tocó el cuerpo de una persona destinada a ser una leyenda, a ser el mesías.

Nació como por casualidad en Rosario, la capital del fútbol, zurdo y petizo. Era pequeño pero atrevido, al principio tenían miedo de lastimarlo pero después cuando querían pararlo no podían, no lo alcanzaban.

Aparecieron complicaciones, nudos, como en toda gran historia de amor. Él nunca se dio por vencido en este romance y siguió paso a paso por bailar eternamente con su única amada.

Rivales querían y aún quieren robarle a su pareja pero no pudieron y tampoco podrán. Porque la cuida, porque la ama, porque la acaricia como nunca nadie la ha acariciado. Hace creer que otro la puede tener, que la puede cuidar o amar como él, pero en ese momento en el que parece que la va perder aparece su don, y engaña a todos para seguir con ella, para seguir con la pelota.

Eligió vestir la celeste y blanca, cómo estaba escrito en la biblia, para devolverle al pueblo la alegría de tener un 10 como aquel. Lo hizo, aunque muchos no lo quieran aceptar, nos regaló incontables obras de arte.

Messi es ese, el artista perfecto: Sus piernas son pinceles pintando los mejores cuadros, sus gambetas son poesía, sus goles generan los más lindos acordes. Dirige una orquesta sinfónica y hace bailar a todos sus rivales.

FC Barcelona v FC Bayern Muenchen - UEFA Champions League Semi Final
Getty Images

Un pecho frío, un helado, un amargo. Eso dicen que es, pero cuando se nos iba, sabían que el mundo se les acababa, que toda ilusión se desplumaba. Y volvió, para darte un esperanza, para darte una sonrisa y para que puedas disfrutar de él. Volvió porque se lo pidió la gente, porque recibió cariño, mira si no va a sentir la camiseta.

Quizás, sea lo último que veamos de Messi en un mundial, quizás sea lo último que verán de él con la albiceleste. Disfrútalo, porque somos afortunados de poder verlo, es un enviado del cielo. 

Por: Quevedo Facundo.

PH: Mundo D.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.