La Mejor Información Deportiva

Diogo Leite: Poco presente, mucho futuro

0

Diogo Leite está más cerca que nunca de dar el salto a una liga superior. La promesa lusa tiene encarrilado su pase al Valencia.

Central zurdo de 21 años de edad, es una de las ultimas joyas surgidas del Olival, el centro de alto rendimiento del Oporto. La situación que vive el Valencia y sus conexiones con Mendes han hecho que el equipo Ché ponga sus miras en el joven zaguero portugués. Sin embargo, su poca experiencia en la máxima categoría acrecienta las dudas sobre su rendimiento a corto plazo.

Fue participe en la consecución de la UEFA Youth League con los dragones, en la que jugó todos los partidos. Junto a Esteves y Silva, el buen rendimiento de Leite supuso que el Oporto tan solo encajara un gol en toda la fase final del torneo, en la final contra el Chelsea.

A pesar que el líder y capitán de aquella defensa fuese Diogo Queirós, es Leite quién ha recibido la confianza del Oporto, teniendo ficha en el primer equipo desde la temporada pasada. Destaca su altura de 1,88 cm que le permite ser un baluarte fiable en el juego aéreo. Sin embargo, su mayor atributo es la inteligencia y serenidad que demuestra a la hora de sacar el balón jugado,sin apenas precipitarse.

En Portugal es considerado parte de la nueva generación de oro del fútbol luso. Una camada a la que también pertenecen grandes nombres del panorama futbolístico actual como Joao Felix, Diogo Jota, Trincao o Fernandes entre otros. De ahí que es cuanto menos extraño que el Oporto acceda a venderlo por un valor que no supera los 15 millones de euros.

El motivo más aparente de su marcha es el poco hueco que tiene en la zaga de los dragones. Apenas ha jugado 11 partidos en liga NOS, únicamente 7 de ellos como titular(sumando un gol y una asistencia). Los regresos de Pepe hace dos cursos y Marcano a principios de temporada le cerraron las puertas de la titularidad. Actualmente, se encuentra como cuarto central, por detrás del congolés Mbemba, héroe de la final de la Taça.

Como consecuencia, tiene una clara falta de experiencia a primer nivel, lo que incrementa uno de sus mayores defectos, el posicionamiento. Leite tiende a perder la posición en la mayoría de partidos y depende del otro central que este pendiente. En categorías inferiores tanto de la selección como del Oporto, era Queirós el encargado de realizar esa función. Mientras, en los pocos partidos disputados por el jugador luso, eran Felipe o Pepe quienes le corregían.

En resumen, Diogo Leite es un diamante por pulir. Un jugador con muy buenas aptitudes tanto por arriba como sacando la pelota jugada desde el sector izquierdo gracias a su zurda, pero con fallos de posicionamiento y concentración durante los 90 minutos.

Si finalmente es el Valencia quién adquiere sus servicios, Gabriel Paulista sería el perfecto mentor para Leite. Al contrario que Diakhaby, el portugués suple su falta de físico con inteligencia y saber estar en el campo, por lo que junto a Guillamón o el propio Paulista formaría una de las parejas de centrales más interesantes de la liga.

 

Imagen principal vía: FC Porto.

Sígueme en @alcamata_basket y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y e Instagram:@vp_deportivo

Deja un comentario