La Mejor Información Deportiva

Derrota de las que duelen

0

El Real Betis vuelve a caer derrotado en casa, ante un Madrid en horas bajas y con muchos suplentes. El gol de Ceballos en el 88 dejó helado al Villamarín.

Noche amarga para los béticos en el coliseo de La Palmera. El Betis cayó derrotado por 1-2 ante un Real Madrid que venía plagado de suplentes. Con muy poco se llevó el conjunto merengue una victoria casi a final del partido, que dejó a la afición verdiblanca muy tocada.

Comenzaba el encuentro con un Betis que tenía la pelota, y un Real Madrid que salía con mucha velocidad a la contra. Benzema y Vinicius mareaban a la defensa sevillana, hasta que en el minuto 12, un testarazo de Modric a rechace de la defensa bética, besaba la red de la portería de Pau López. Poco pudo hacer el catalán ante el golpeo limpio del croata. Con el 0-1 muy temprano, el Betis quiso tener más el balón, pero la táctica de Solari y el sistema anuló a un Betis sin ideas. El 3-5-2 del entrenador argentino sorprendió a todos, al igual que el 4-3-3 de Quique Setién, que ya había utilizado en copa. Baño táctico del equipo blanco en la primera parte. Poco más se puede resaltar de un Real Betis maniatado y sin ideas.

La segunda parte fue otra cosa. Un Madrid rácano, que se echó atrás, para contragolpear y matar el partido. Por su parte el conjunto andaluz, las tuvo, dominó y ahogó al conjunto de la capital. Andrés Guardado gozó de una gran ocasión para empatar. De volea estuvo a punto de hacer el golazo de la noche, pero se marchó cerca del arco de Keylor Navas. En el 67 empataba Sergio Canales a pase magnífico de Lo Celso. Gol con suspense porque en un primer momento el colegiado Hernández Hernández lo anulaba por fuera de juego. Consultó y entró en escena el VAR que dio posición correcta del cántabro. Con el 1-1 lejos de intentar ir por el partido, el Betis se relajó, dominó, pero no llegó ni la profundidad ni las ocasiones para remontar.

En el 88 en una pérdida de Joaquín al borde del área, dio lugar a una falta en la media luna, que lanzó el exbético Ceballos. La barrera del Betis se abrió y permitió conseguir el tanto de la victoria del conjunto merengue. El canterano bético pidió perdón a la grada, pero esta le contestó con una fuerte pitada. El Real Madrid se llevaba un partido que no mereció ganar, y que mucho menos hizo algo por hacerlo.

Derrota dura, de las que duelen. Por cómo se produjo y la sensación que dejó al Betis semejante partido. Toca levantarse, pues esta semana está la vuelta de copa y el domingo viene el Girona, y este equipo no tiene tiempo que perder, y debe de empezar a ganar ya en 2019.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario