La Mejor Información Deportiva

¿Debería parar también la Segunda?

0

A diferencia de países como Inglaterra o Alemania, en España la Segunda División no para. Y es que la categoría de plata no entiende de descansos, pero…¿Debería haberlos? Analizamos a continuación ambas caras de la moneda.

Llega una vez más el temido, y soporifero, parón de selecciones y cada vez más influye en la Segunda División española. Su condición de criadero de grandes promesas y jugadores extranjeros referentes en sus países propicia que cada vez haya más internacionales en Segunda. Es por tanto evidente que nuestro fútbol de plata crece a pasos agigantados pero eso también tiene sus inconvenientes. Más aún si tenemos en cuenta que aun no hay parones en la categoría.

Manu García, convocado con la selección española sub-21. Imagen vía: Guille Gómez

En primer lugar, está claro que la inclusión de jugadores en las convocatorias nacionales afecta gravemente a la preparación de los clubes. Sin ir más lejos, la pasada campaña 31 jugadores de 13 equipos distintos se perdieron partidos con sus clubes debido a la llamada de sus selecciones. Esta situación deja en desventaja a estos clubes, que pueden llegar a no tener disponibles a esos jugadores hasta en 4 jornadas.

Pero ese no es el único problema. El riesgo de lesión siempre está presente, más aún cuando se disputan 2 partidos en tan poco tiempo como suele ocurrir en los encuentros de selecciones. También es a tener en cuenta los largos viajes en avión que muchas veces han de realizar y como afecta en los días posteriores a su estado físico. Esto nunca es plato de buen gusto en los clubes, y es por eso que tratan de presionar a las federaciones para que no convoquen a sus jugadores a no ser de extrema necesidad. Este es el caso del Málaga, que vio reducida esta semana el número de convocados por sus países de 13 a 5. Legaron a plantearse el posponer su partido de este mismo fin de semana por falta de jugadores.

Juanpi Añor, jugador del Málaga, celebrando un gol con Venezuela. Imagen vía: Federación de Fútbol Venezolana

Sin embargo, no todo el mundo ve las partes negativas. También hay quien piensa que estos encuentros son una buena oportunidad para que los futbolistas adquieran mayor conocimiento, experiencia y rodaje. Y lo cierto es que estos jugadores de Segunda, normalmente pertenecientes a naciones de no muy alto nivel, suelen enfrentarse a combinados exigentes. Estos partidos pueden ayudar a conseguir un mayor grado de solvencia para aquellos partidos en los que se sientan abrumados por el rival.

Ahora bien, la gran duda es si realmente se podría intervenir para que LaLiga Smartbank realizase también los parones. Y la respuesta es . Si la Federación tuviese interés podría hacer algo al respecto, puesto que además hay espacio suficiente para poder llevar a cabo esos descansos. Pero es aquí donde entran los intereses económicos. Si todas las grandes ligas y »sus Segundas» paran y la nuestra no, nuestra Segunda División aumenta notablemente las reproducciones y por tanto los ingresos, y eso es lo que mueve al fútbol hoy día. 

Por tanto, le pese a quien le pese, todo parece indicar que por mucho que nosotros abramos el debate, nunca tendrá ninguna repercusión efectiva. El fútbol de plata no parará y al menos su emoción nos seguirá amenizando los aburridos «findes de selección».

Imagen vía: Twitter Federación Marroquí de Fútbol

Síganme en @samuelosorio__ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario