La Mejor Información Deportiva

Cuando lo de siempre también te falla

0

Dani Parejo anotó para el Valencia un golazo para empatar el encuentro en diez minutos finales dramáticos.

El Atlético de Madrid continúa sin levantar cabeza. En el primer encuentro tras el parón de selecciones, empató a uno contra el Valencia en el Metropolitano. No sería un mal resultado tratándose de un encuentro contra un rival directo, de no ser porque los de Simeone tuvieron en su mano el triunfo. Una genialidad del capitán valencianista, Dani Parejo, en una falta al borde del área, neutralizó el tanto inicial de Diego Costa y propició que el conjunto ché rascase un punto que vale un potosí.

Para comprender la magnitud de la decepción rojiblanca, es necesario recapitular lo que deparó el partido. El Atleti salió mandón, tratando de ser incisivo en ataque con Thomas tomando la batuta y filtrando balones al interior del área y a los costados, a los que llegaban Saúl o Joao Félix para surtir de balones a sus delanteros: Morata y Costa. El plan estaba claro, la ejecución más o menos comenzaba a prosperar. Un tiro que salió lamiendo el palo de Saúl, un remate a la media vuelta desviado de Morata y un remate de Costa muy cerca de las mallas de Cillessen metían el miedo en el cuerpo al conjunto de Celades. Quién sabe lo que hubiera ocurrido si estas ocasiones hubiesen acabado en gol. Mientras tanto, el Valencia se defendía como podía y trataba de hacer daño en el balón parado.

Fuente de la imagen: Atlético de Madrid

Era el equipo local el que estaba haciendo más méritos para ponerse por delante en el luminoso. Y así sucedió. En un remate de Morata desde fuera del área, Denis Cheryshev, que pronto querrá olvidar este partido, tocó el balón con el brazo sobre la línea que delimita el área. Y aunque Cordero Vega, en primera instancia, no apreció la infracción, fue el VAR el que le recomendó que fuese a consultarlo al monitor. El colegiado cántabro rectificó su decisión y señaló la pena máxima a favor de los de Simeone. Diego Costa se pidió el lanzamiento y con un disparo raso a la derecha del meta valencianista adelantó a su equipo en el encuentro.

Fue entonces cuando el técnico argentino del Atlético propuso el plan que tantas y tantas veces le ha funcionado: tratar de administrar la renta cediéndole la iniciativa al rival. Sin embargo, la tarde se tornaba gris en el Metropolitano y no solo por el cielo lleno de nubes que imperaba sobre la capital. La primera señal fue un disparo al larguero de Cheryshev, que amarró una oportunidad clarísima solo ante Oblak. Ya hemos dicho antes que este no será recordado como el mejor partido del delantero ruso.

El Cholo vio que el peligro se mascaba en el ambiente, y metió más músculo en el centro del campo con Marcos Llorente. Con el ex madridista actuando de hombre ancla y con Lemar agitando el encuentro, además de alguna aparición de Arias por el flanco derecho, el Atlético consiguió apagar el fuego. Al menos por el momento. Porque, a falta de diez minutos, Joao Félix se torcería el tobillo en una pugna con Dani Parejo. El joven portugués tendría que abandonar el verde cuando su equipo ya había agotado los cambios, por lo que tendría que aguantar los diez minutos restantes con uno menos.

No se acabaría aquí el suplicio para los rojiblancos. En uno de los pocos acercamientos valencianistas, se pitó una falta al borde del área defendida por Oblak. Parejo, consciente de que le venía como anillo al dedo, se pidió el lanzamiento. Tomó carrera y conectó un zapatazo inapelable a la escuadra izquierda, que enmudeció al Metropolitano. Oblak, a pesar de la estirada, no pudo evitar el empate.

Imagen
Fuente de la imagen: Valencia CF

Los de Celades olieron la sangre y se abalanzaron sobre el área rojiblanca. Y de nuevo Parejo conectó un disparo seco y raso, aunque aquí el meta esloveno frustró sus pretensiones con un paradón, evitando la derrota rojiblanca.

El partido se volvió loco y Kang-In Lee acabó expulsado tras una dura entrada sobre Arias y la posterior revisión del VAR. En igualdad de condiciones, los dos equipos dieron por bueno el punto tras ese dramático desenlace y firmaron las tablas en el marcador. Un empate que supone el tercer partido consecutivo sin ganar para el Atlético, que traslada la incertidumbre al Metropolitano con un crucial duelo de Champions ante el Leverkusen esta semana. Por su parte, el Valencia obtuvo un punto de oro, que le da moral para encarar el duelo de la máxima competición europea contra el Lille.

Imagen principal: Atlético de Madrid.

Síganme en @ASoto__ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario