La Mejor Información Deportiva

Cuando la pasión no entiende de edades

0

Se cumplen 10 años, tal día como hoy, del fichaje de Luka Modric por el Real Madrid. El jugador croata, que llegó de la mano de Mourinho, se ha convertido en una leyenda viva de la historia del club blanco. Aquí algunas de las razones

Hacía que no me sentaba a escribir un artículo sobre Luka Modric por lo menos un par de meses. Y la verdad que ya lo echaba de menos, para que voy a mentir. Pero no viene mal recordarlo y plasmarlo. Al menos para soltar lo que uno tiene dentro.

Sinceramente, hay un motivo para que hoy, 27 de agosto, esté aquí frente al ordenador, y es que tal día como hoy, pero hace 10 años, Luka Modric llegaba al Real Madrid como nuevo fichaje blanco de la mano de José Mourinho. 

En el momento en el que estás escribiendo sobre un genio croata, nacido en Zadar, que ha vivido la guerra yugoslava junto a su propio abuelo, que era un humilde pastor desde pequeño, y que, con trabajo y sacrificio, se ha ganado ser uno de los mejores futbolistas de la historia del fútbol, se me viene a la cabeza una cuestión. ¿No han tenido nunca esa sensación de que por mucho que estéis con los de siempre, haciendo las mismas cosas de siempre y sin tocar nada de nada, haya algo que falle, que esté fuera de lo común y que desencaje? Para nosotros, los humanos, quizá sí. Pero estoy seguro que para el pequeño ‘extraterrestre’ croata no. Porque es un ganador nato, y su ambición y derroche por este bendito deporte lo plasma en los terrenos de juego cada fin de semana.

Luka Modrić seguirá aumentando su trayectoria de leyenda en el Real Madrid. El centrocampista croata ha vuelto a ser clave en otra temporada histórica para el equipo de Chamartín. Tras conquistar la Decimocuarta, la Liga y la Supercopa de España, y este curso de momento la Supercopa de Europa, Modrić ya suma 21 títulos en su espectacular palmarés como madridista: 5 Champions League, 4 Mundiales de Clubes, 3 Supercopas de Europa, 3 Ligas, 5 Supercopas de España y 1 Copa del Rey.

Modric - 27-08-2022

Luka Modric es quizás el jugador veterano menos veterano de todos. A sus 36 años, cumple ya una década en el Real Madrid y sigue siendo tan importante o más que cuando llegó desde el Tottenham. Así, el ’10’ sabe que está ante una temporada muy especial, en la que cumple diez años como jugador del Real Madrid y, además, será el tercer capitán del equipo por detrás de Benzema Nacho.

Y es que el croata es un líder natural en el Real Madrid. Su experiencia, exigencia y rendimiento le catapultan ya hacia el olimpo de la historia del club y es, sin duda, uno de los más queridos por los aficionados y los que no son aficionados. Su carisma traspasa bufandas y se ha ganado con creces el renovar año a año en el Real Madrid. Por lo pronto, cumplirá los 37 y con cinco Champions, tres Ligas y demás trofeos que decoran su palmarés, pueden hacer del croata el mejor centrocampista de la historia del club.

Si por algo destaca el ex Tottenham, es por su calidad técnica. Desde sus inicios en el Dinamo de Zagreb, Modric ha mostrado una gran capacidad coordinativa que le ha permitido desenvolverse con éxito en múltiples y difíciles ocasiones a lo largo de su carrera. Por ejemplo, en situaciones de presión intensa por parte de uno o varios jugadores del equipo rival, Luka suele salir de ellas sin problema tirando de infinidad de recursos técnicos, como giros con balón o regates, de un nivel cualitativo difícil de superar.

Ver las imágenes de origen

No hay que olvidar que esta temporada hay Mundial a la mitad y eso exige a Modric, como al resto de internacionales, doblar los esfuerzos. A Ancelotti le preocupa más eso que la edad del croata. El escenario es otro por esta circunstancia lo que obliga, como anunció Ancelotti en la previa del Almería, a mirar los cambios partido a partido.

Modric descansará más. El curso pasado, por ejemplo, no lo hizo por primera vez hasta pasadas las cinco primeras jornadas de Liga. Ahora fue titular en Helsinki y Ancelotti le sentó en Almería, aunque al descanso se viera interrumpido para sacarle a arreglar el encuentro. Si llegan las curvas, ahí está Luka. Igual que en los días grandes. Porque él tiene que estar, porque es uno de los más grandes. Está hecho para las grandes citas.

La carrera deportiva como futbolista de Luka Modric sigue creciendo. Aunque el genio croata ya tenga 36 años de edad, sus exhibiciones dentro del terreno de juego demuestran todo lo contrario. Tan solo le han bastado dos jornadas para dejar uno de esos goles que hay que poner en bucle hasta que acabe la temporada. Una obra de arte, una jugada en la que todo es plástico, elegante y efectivo. Le tocó a Tapia, al que la finta del croata le hizo rodar por los suelos.

Modric - 27-08-2022

No obstante, como aficionados al fútbol debemos ser conscientes que el ocaso de su trayectoria como futbolista cada vez está más cerca. O no, quién sabe, porque Luka es de esos jugadores que no tienen fecha de caducidad, porque con 50 años seguirá siendo buenísimo. Porque lo ha demostrado, porque tiene cuerda para ello y su nivel es de un ‘extraterrestre’, porque su pasión y dedicación por superarse son superlativas, al igual que infinitas.

El día que deje el fútbol, y decida dar un paso al lado, algo dentro de nosotros morirá, estoy seguro. El sentimiento de nostalgia abundará y añoraremos la figura de un futbolista de época. Porque está cerca su fin como profesional, o no, quién sabe. Porque Luka, nos ha hecho ver que, la pasión, no entiende de edades.

 

Imagen vía: @realmadrid

Por Damián Castilla Olivero.

Síganme en @damiancasol y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: