La Mejor Información Deportiva

El Moldavia 0-9 España desde dentro

0

El Moldavia-España finalizó con un 0-9, que hacen a las de Jorge Vildaponerse a la cabeza de su grupo en la clasificación para la Eurocopa 2022.

El partido que se jugó ayer entre Moldavia y España acabó en un aplastante 0-9 , en el que seis jugadoras del equipo español marcaron creando una clara superioridad. Las moldavas casi no hicieron acto de presencia. Y tampoco hicieron por mejorar mucho su juego.

¿Cómo fue el juego español?

Las jugadoras españolas demostraron un juego impecable e implacable. Parecía más bien un partido de entrenamiento, que un partido real. Ya que todas sonreían. El único esfuerzo que hacían era el de crear jugadas bonitas. Así lo hicieron: varios goles de cabeza, disparos con el pie que encajaron en la escuadra de la portería como si lo hubiesen entrenado toda la semana. Un largo etcétera que explica los nueve tantos de las seis jugadoras.

Pero hay que explicar que las que marcaron no estuvieron solas. El juego del once inicial se puede decir que funciona como el mecanismo de un reloj suizo. Todas las jugadoras saben en que posición jugar, dónde jugar y como hacerlo.

Cada una por sí mismas se las vieron independientes y autónomas, pero a la vez saben que juegan en equipo. Y supieron darse cada una su espacio y su momento de gloria. Jorge Vilda ha conseguido algo muy difícil, que unas jugadoras que se ven muy poco a lo largo del año. Hayan congeniado tanto que parece que llevan jugando toda la vida juntas.

Desde el inicio marcaron rapidez y un juego limpio. Con pases trazados y disparos a portería efectivos y muy trabajados. Destacar el gran trabajo de Alba Redondo, que sorprendió su viveza de juego, y su incondicional apoyo al colectivo del equipo.

¿Y el juego moldavo?

La selección moldava no atacó en ningún momento en la primera parte. Y en la segunda parte ataco una única vez, pero Irene Paredes lo interceptó sacándolo fuera.

El equipo moldavo era lento en movimientos y con muchas carencias en su juego. Siempre se las veía resignadas, y parecía que jugaban por pasar el rato.

La única jugadora que más se vio fue a su portera. Su aspecto físico dejaba que desear, debido al gran parón del COVID-19, ya que a los quince minutos del encuentro se le montó un músculo de la pierna.

Un fallo de su seleccionador es no cambiarla en el segundo tiempo. Dos de los tres goles que la metieron en la segunda parte pasaron por su lado sin ella inmutarse.

Incluso las españolas cometieron más faltas en defensa, aunque lo normal hubiera sido que lo hicieran las moldavas, ya que defendían todo el rato, midiendo su nivel de intensidad.

La conclusión final

Las españolas ganaron por una goleada muy superior a la que nadie hubiera esperado. Pero esperemos que en el próximo partido frente a República Checa sean consciente de que lo vivido ayer no fue un partido normal. Las otras selecciones europeas las van a pedir mucho más de ellas. Es un buen empiece, para demostrar que aunque haya habido un gran parón, están a pleno rendimiento. Y que como equipo funcionan a las mil maravillas. Pero que sean conscientes que lo peor está por llegar.

 

Imagen principal vía: @SeFutbolFem.

Sígueme en @dunaelove y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario