La Mejor Información Deportiva

Crivillé, contigo empezó todo

3 May 1998: Alex Criville of Spain and Repsol Honda rides round the track with the spanish flag in his hand after the 500cc race during the 1998 Spanish Motorcycle Grand Prix at Jerez, Spain. Mandatory Credit: Mike Cooper /Allsport
0

Se cumplen 20 años del primer título español en la categoría reina del Motociclismo logrado por el actual comentarista de DAZN.

El tiempo corre sin que nos demos cuenta. Eso han debido pensar muchos aficionados, pilotos, ingenieros y periodistas cuando la hemeroteca indica que ya han pasado dos décadas desde que Álex Crivillé tocó el cielo en el país de la samba.

No solo se trataba del primer español en ganar en la categoría de 500cc, sino que un europeo rompía la hegemonía americana y australiana imperante durante los años 80 y 90. De este modo, se confirmó una mayor pluralidad nacional de aspirantes al trono.

Es cierto que el tiempo se une a monólogos de una sola nación, ya que italianos y españoles han pasado a copar los títulos de MotoGP. Sin embargo, el título de Crivillé debe catalogarse como especial. Los españoles estaban vetados a competir entre los mayores genios del Motociclismo y el catalán los tuvo cuadrados para permanecer en la clase reina hasta el punto de obtener material oficial.

Imagen vía: Getty Imágenes
Imagen vía: Getty Imágenes

Lejos de conformarse con tener material oficial, se negaba a ser un gregario sumiso. Plantó cara a todo un poderoso Doohan. Sí, le batió en carreras y títulos y fue campeón en 1999, año en el que se retiró. No obstante, debemos ser conscientes que la caída del australiano tuvo lugar porque el español le estaba obligando a pilotar al límite de sus posibilidades.

Además, debemos ser sinceros. Crivillé no era el más rápido ni el más espectacular a la hora de adelantar. Gente como Checa o Biaggi tenían mayor talento, pero Honda tenía en su garaje a uno de sus pilotos más constantes. Se defendía a las mil maravillas y su regularidad estaba fuera de toda duda. De este modo, usó la calculadora con una precisión cirujana para que una sexta plaza en Brasil le diera el título.

Su defensa al título resultó esperpéntica. Los problemas físicos invadieron su máximo rendimiento y acabó saliendo por la puerta de atrás. Todos hubiéramos deseado un final más digno a su carrera deportiva, pero demostró que no hay nacionalidad que no tenga posibilidad de triunfar en una determinada disciplina. Crivillé inició el camino y Márquez lo continúa.

Imagen principal: Getty Imágenes.

Por Victor Rivilla.

Síganme en @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario