DestacadoFútbol EspañolOpiniónReal Madrid CF

Conclusiones de un atípico partido para los de Ancelotti

El Real Madrid se enfrentó a un UD Las Palmas que rotó hasta 7 jugadores. Analizamos las claves del encuentro.

El Real Madrid se enfrentó a un UD Las Palmas que rotó hasta 7 jugadores. Analizamos las claves del encuentro.

Al igual que no se pueden tomar conclusiones radicales cuando se pierde un partido, tampoco se puede hacer cuando se gana. Cierto es que gusta más regocijarse en la victoria que en la derrota. Cuando tu equipo golea es fácil ver el partido y cuando es goleado tienes que hacer acopio de masoquismo para terminar de verlo. Siempre y cuando te sustentes en una estúpida ética que nadie te va a reconocer pero que reafirma tu lealtad al club que ocupa tus pensamientos. Hoy diría que pese a la victoria, nadie se sintió anclado al sillón.

El partido de hoy fue atípico. Seamos claros. El UD Las Palmas venia de un encuentro muy meritorio contra el Granada. Meritorio porque ganaron tras 30 minutos con uno menos. Es más, fueron muy superiores en ese tramo. Ese desgaste llevó a Garcia Pimienta a rotar. Hasta siete rotaciones. Como digo, atípico

Más si cabe cuando este gran entrenador de “equipo humilde” no sale a encerrarse atrás y aguantar el chaparrón. Al revés. Fueron valientes, lucharon por tener el balón y dejaron espacio a las espaldas de la defensa. El Real Madrid en la primera parte se paseó. La producción de fútbol le llevó a tener 9 goles estimados según el big data (sólo en la primera parte). El único que sacó provecho de ello fue Brahim que, tras errar un par de mano-a-mano, marcó al borde del descanso.

Sospecho nadie se lo tomó el encuentro muy en serio. Sé que no es así. Sabemos que no es así. Pero este partido me lo ponen en pretemporada y me lo creo. Lo que no me creo es que esta producción de jugadas valor gol vaya a ser la tónica diaria y, quiero pensar, que esos errores de puntería, tampoco. Cruzo los dedos.

Por otro lado, tengo la impresión de que este era el once a sacar en el Metropolitano y el del derbi, el que teníamos que ver hoy. La tripleta Valverde, Tchouameni y Camavinga es un arma destructora de juego al nivel de la de un tal Oppenheimer. Da gusto ver ese poderío físico del que carecemos cuando son Kroos y Modric los que juegan al mismo tiempo. Igualmente, no tomemos conclusiones de este partido.

Por otro lado, hoy era un día para rotar. Dio descanso a Bellingham. Genial por Ancelotti. Pero…

¿Era necesario quitar a Brahim en el 55’ con un 2-0?

¿En serio no hay ningún canterano con nivel para salir, aunque sea, 10 minutos?(Ni se dignó a convocarlos jugando en el Bernabéu)

¿Hacia falta que jugase Alaba con su propensión a lesiones? Que, por cierto, ha vuelto a lesionarse.

A toro pasado todos somos toreros, pero Ancelotti ni vive ni deja vivir. Vale que no tiene la culpa de la cuestionable plantilla que le ha confeccionado Florentino, pero tiene un Real Madrid Castilla que se quedó a un partido de ascender a segunda. No ha habido premio para ninguno de esos jugadores. El que más se ha acercado ha sido Nico Paz, quién ha sido el más valorado ya que ha conseguido entrar en alguna convocatoria. Por supuesto, sin debutar. Es normal que el aficionado madridista mire con envidia al máximo rival. En ese apartado, Xavi es impecable. Una bendición para el fútbol español.

Al menos vimos como Ceballos volvía a disfrutar de más 30 minutos. Así como el deseado Vinicius Jr. Estábamos todos auténticamente locos de atar por verlo de nuevo. Más si cabe cuando el Madrid falló 16 ocasiones en la primera parte. No vimos su mejor versión, pero genera expectación en cada balón que toca. Es un jugador diferente. Mágico.

Por el resto poco más que añadir. Este partido ha sido un oasis en el desierto. Lo normal no es enfrentarte ante un rival que rote siete jugadores. Me gustaría enfatizar en el buen partido de Brahim. Jugador que da la sensación de que necesita hacer 5 veces más que cualquier otro para ganarse minutos. Incomprensible que hoy Carlo lo saque en el 55’. Parece que tenía miedo de que hiciese doblete y la gente lo pidiese en el once contra el Girona, actual líder de la liga. Un once en el que perfectamente podría tener sitio en lugar del irreconocible Rodrygo. Creo que una suplencia en un partido importante vendría bien. Por qué no hacerlo en Montilivi. Como toque de atención. Esta temporada está 5 marchas por debajo de lo que nos tiene acostumbrado. Le sentaba mejor el rol de “posible titular” que el de “titular indiscutible”.

Por lo tanto, dejo aquí mis conclusiones finales a modo de resumen.

  • El partido de hoy no se puede tomar tan en serio como otros.
  • Brahim está para ser titular arriba. Menospreciado por Carlo.
  • Otrora, Rodrygo se habría llevado una sonora pitada de todo el estadio.
  • Jugar sin Tchouameni es cómo salir desnudo a la calle. 15 recuperaciones en este partido. Absoluta bestia. Catedrático en el arte de defender.
  • Es positivo ver de nuevo a Vini. Le necesitamos más que nunca.
  • Estaría bien que Florentino empiece a peinar el mercado invernal en busca de un delantero nivel Real Madrid.
  • Ancelotti tiene alergia a los canteranos.
  • Preocupa la lesión de Alaba. Ahora mismo el Real Madrid cuenta con 2 centrales en un tramo de la temporada en el que jugamos 2 partidos por semana. El mejor canterano en defensa del año anterior, Rafa Marín, está fuera de la disciplina blanca.

Imagen Principal: @realmadrid

Síganme en @Moreytorralba y sigan toda la actualidad e información deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Ramón Morey Torralba

Granainoalmerienserondeñomadrileño viviendo en Francia. Dejo mi opinión para aquellos que leen de futbol.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba