La Mejor Información Deportiva

Con mucha ‘Paciencia’

0

El Eintracht ha ganado ante el Hoffenheim un partido que perdía 1-2 en el minuto ‘88’, sendos testarazos primero de Haller y luego del portugués Gonçalo Paciencia sirvieron para darle la vuelta al marcador y así acercar al conjunto de Frankfurt a plazas de Champions.

En Alemania hay un equipo de moda esta temporada y ese no es otro que el Eintracht de Frankfurt, el equipo de Adi Hütter está deslumbrando con un tridente por el que ya suspira media Europa, pero no solo de delanteros vive el Eintracht que ha conseguido conformar una buena estructura para arroparles. El equipo ya realizó una gran campaña la temporada pasada bajo la batuta del actual técnico del Bayern Niko Kovac, entrando en Europa League y superando, precisamente, al Bayern Munich en la final de la copa. La marcha de Kovac parecía sensible pero el equipo no se ha resentido.

Hoy en casa, contra el Hoffenheim de Nagelsmann tenía una prueba exigente y los de Frankfurt la han vuelto a superar, si bien no de forma tan airosa como en otras ocasiones. Empezó ganando el Eintracht con un tanto de Rebic, bastante fortuito, por cierto, puesto que marcó casi sin querer tocando con la cabeza una falta directa de Kostic. Hasta el minuto ‘30’ el equipo del águila controló en cierta forma el partido, jugando con su esquema habitual y dando descanso a Luka Jovic. Poco a poco el Hoffenheim cobró protagonismo y por mentira que parezca, la lesión en el ‘37’ de Demirbay, uno de los mejores jugadores del equipo potenció al equipo.

Nagelsmann cambió el partido

Sin duda la baja de Demirbay era una baja sensible, pero Nagelsmann supo reconducir la situación. Perdiendo a su jugador más creativo, el técnico no optó por reforzar el mediocampo con un perfil más físico, sino que introdujo al fuerte delantero Szalai. A partir de ahí la apuesta estuvo clara por el juego directo. Con hombres tan potentes en el juego de espaldas como Belfodil, Joelinton o el propio Szalai el Hoffenheim empezaba a hacer daño al Eintracht. De hecho, con la participación del húngaro Szalai dejándola de tacón para el remate de Joelinton, el brasileño ponía el empate antes del descanso.

En el segundo tiempo, todo lo bueno que había evidenciado el cambio táctico de Nagelsmann que puso al equipo en 4-2-2-2 y optó por jugar directo, se confirmó. El Hoffenheim aunque no fuese especialmente desde la posesión se adueñó del encuentro. Mientras los de Hüter no encontraban vías al gol, Belfodil después de un fenomenal control y un recorte hacia dentro aún mejor definía al palo corto para anotar el 1-2. El gol, como no, vino de un envío largo que la defensa del Eintracht no sabía como detectar.

Y una tarjeta roja, también

Lo que cambió el guión del partido, por segunda vez, fue la expulsión del central del Hoffenheim Kasim Adams, la segunda amarilla dejaba a los de Nagelsmann con diez. A partir de ahí y introduciendo a Willems y Paciencia (también entró Jovic al descanso), los de Frankfurt empezaron a encontrar vías al área por banda con un Kostic incansable y creaban por dentro con un habilidoso Gacinovic. Un centro de este último hacia Haller produjo el 2-2. Grillitsch pasó a jugar de central con la expulsión de Adams y eso se notó en las marcas, el austriaco es mediocentro y sufrió contra el poderío aéreo rival.

En el tercero, ya en el último minuto de los seis que se habían añadido, fue Haller el que puso el centro para que rematase Paciencia que llevó el delirio al Commerzbank Arena. Paciencia, eso es lo que necesitó el Eintracht para llevarse, una vez más, el gato al agua. Ahora espera el sueño europeo, el jueves en San Siro el Inter aguarda y se espera que más de 13.000 hinchas alemanes se desplazen a Milán, locura.

Síganme en @Ignacio_Prieto2 y sigan toda la actualidad en @VIPDeportivo y nuestro facebook: VIP Deportivo

Deja un comentario