La Mejor Información Deportiva

City y Liverpool empatan, pero maravillan

0

Manchester City y Liverpool dejarían otro encuentro para el recuerdo, con cuatro goles, intensidad y diversión a raudales. 

Manchester City y Liverpool se dieron cita, en el Etihad Stadium, para disputar un encuentro cuyo valor iba más allá de los tres puntos. El vencedor de este trepidante encuentro se convertiría en el equipo mejor encarado para ganar la Premier League.

El equipo dirigido por Pep Guardiola sería el encargado de defender el primer puesto de la clasificación, teniendo únicamente un punto de ventaja sobre el propio Liverpool. Los Citizens llegaban al encuentro tras la victoria en este mismo estadio ante el Atlético de Madrid. En liga, el camino del equipo de Manchester ha tenido varios baches, cayendo ante Tottenham y empatando ante Crystal Palace, lo que provocaría que hoy estemos hablando de la gran final que supone este partido para ambos.

Del lado visitante, el Liverpool de Klopp buscaría una victoria que le colocase en lo más alto de la clasificación y que le permitiese depender de ellos mismo para lograr un nuevo título ligero. Los Reds llegan lanzados a la conquista por el título, habiendo ganando sus diez últimos partidos y sin conocer la derrota en lo que llevamos de dos mil veintidós en liga. Para muchos, son el equipo más en forma del campeonato. También lo demostraron en su salida a Portugal, dejando encarrilada la eliminatoria de Champions ante el Benfica.

Alineaciones

Manchester City: Ederson – Walker, Stones, Laporte, Cancelo – Bernardo Silva, Rodri, De Bruyne – Foden, Gabriel Jesús (Grealish, 83′), Sterling (Mahrez, 74′).

Liverpool: Alisson – Arnold, Matip, Van Dijk, Robertson – Henderson (Keita, 77′), Fabinho, Thiago Alcántara – Salah, Jota (Luís Díaz, 70′), Mané (Firmino, 84′).

Primera mitad: el City golpea primero

Comenzó uno de los mejores partidos en Inglaterra dejando unos primeros quince minutos trepidantes, dejando en apenas diez minutos dos goles y, sobre todo, mucha intensidad. El Liverpool salió a morder, con Henderson saltando sobre los centrales del City y llegando a ver a Fabinho sobre Rodri.

En unos primeros instantes, el City se vio acosado por los Reds, pero en la primera salida clara que tuvo el City llegaría el momento gol del equipo local. Primero, De Bruyne conduciría campo a través para dar un pase a Gabriel Jesús que terminaría con un mano a mano fallido de Sterling. En la acción posterior, sería el propio De Bruyne el que volvería a conducir y con un disparo, desviado por Matip, abriría el marcador.

El Liverpool vivió unos momentos de imprecisión tras el gol, pero con la entrada en juego de Thiago el equipo de Klopp se rehízo. Con una gran triangulación, iniciada por el jugador español y en la que intervendrían ambos laterales del Liverpool, Jota se encargaría de traer de vuelta las tablas al marcador.

Continuaba el partido y ninguno de los equipos echaba el freno. El City se erigió como dominador de la posesión y de las ocasiones claras, pero el Liverpool se enseñaba y deja ver al City que un solo despiste podría salirles muy caro. El partido se convertiría en un ida y vuelta en el que las bandas de ambos equipos estarían constantemente amenazadas.

En especial, sería la banda derecha del Liverpool la que más sufriría. Foden y Cancelo martillearon constantemente las espaldas de un Arnold que no pudo prodigarse tanto en ataque como le gustaría. Mediante el portugués llegarían un par de ocasiones peligrosas, tanto en sus botas como en las de De Bruyne que sería el complemento perfecto para ambas bandas. Una figura importante en el partido sería la de Walker, corrigiendo constantemente si lo necesitaba su equipo y sujetando a Mané.

Llegaría a su fin la primera parte con un marcador favorable al City. El equipo de Guardiola demostró porqué es el líder a día de hoy. Consiguió inhabilitar al Liverpool casi en su totalidad, permitiendo una única ocasión que defendería excepcionalmente Laporte, yendo al suelo y evitando el que podría haber sido el segundo gol de Jota.

Los Citizens sometieron al Liverpool a una presión muy intensa, manifestándose sobre Fabinho y Thiago, impidiendo casi cualquier salida limpia del equipo red y evitando las salidas rápidas. Además, en ataque, el equipo de Pep se mostró incisivo y encontró en la banda de Trent una puerta por la que entrar. 

Segunda mitad: Mané asegura un punto al Liverpool

Iniciaría la segunda mitad con un cambio, sorprendente, en el guion de partido. El Liverpool se instalaría como dominador manifiesto en los primeros minutos de la segunda mitad, fruto del tempranero gol de Mané que volvía a empatar el partido.

El equipo de Klopp corregiría los errores de la primera mitad, reforzando la banda derecha con la presencia de Henderson en la ayuda a Arnold para evitar las acometidas de Foden y Cancelo. Además, el equipo red centraría su ataque en la banda derecha, permitiendo la mayor intervención de Salah y Arnold, lo que daría mucho juego al equipo visitante. El City continuaría incomodando en salida al Liverpool con la presencia de un hombre sobre Fabinho.

Continuaría la segunda parte dejando un partido muy igualado cuyo dominio iría pasando de mano en mano. El Liverpool dejó de sufrir tanto como en la primera mitad, cerrando la banda derecha y concediendo solo una ocasión que Sterling llevaría a buen puerto, pero en fuera de juego. En ataque, el Liverpool contaría con mayor presencia ofensiva y dominio de posesión.

Sin embargo, el conjunto red no conseguiría materializar esta mayor presencia en ocasiones peligrosas. No encontraría una solución en el uno para uno y, cuando lo logró, se encontró con un Bernardo Silva que ya estaba cuajando un partido destacable sosteniendo al equipo local junto a Rodri

Llegaría a su fin uno de los mejores encuentros de lo que va de temporada en Premier League. City y Liverpool dejarían un encuentro trepidante, con una segunda mitad igualadísima en la que el City gozaría de la última gran ocasión. Sería Mahrez el jugador cuya vaselina no lograría desempatar el partido, aunque sería el propio jugador argelino el encargado de añadirle picante a los últimos minutos del encuentro con un disparo a la madera y las grandes triangulaciones con De Bruyne.

El belga se proclamaría como uno de los mejores jugadores del encuentro, si no el mejor, siendo el capitán en la presión y dando pases a todo aquel que se ofreciera, dejándolo siempre en ventaja. El Liverpool lo intentó pero la sólida defensa del City y la falta de mordiente no le dejaron ir más allá del empate. Con los cambios, el equipo de Klopp no conseguiría agitar el partido y tuvo que dedicar su mayores esfuerzos a la defensa.

Amonestaciones: Robertson (27), Bernardo Silva (40′), Thiago (61′), Fabinho (83′), Van Dijk (89′).

 

Imagen principal vía: @LFC

Síganme en @Jose_alvaro2 y sigan toda información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: