La Mejor Información Deportiva

Cielo e infierno: aquel día en el que Diego Milito conquistó Madrid

0

Hoy comenzamos una nueva sección, cielo e infierno. En ésta hablaremos sobre cada una de las finales de la Champions League desde 2010. Por lo tanto, es el turno del Bayern de Múnich-Inter de Milán de la temporada 2009/10 que tuvo un claro héroe, Diego Milito.

La Champions League 2009/10 llegaba a su fin tras una edición para recordar. Clubes como Real Madrid o Milan quedaron eliminados en octavos de final y otros tantos históricos de la talla de Liverpool o Juventus no pasaron de fase de grupos. Sin duda fue un torneo muy especial debido a la igualdad que vimos durante todo el campeonato. No obstante a la gran final llegaron dos históricos del fútbol europeo, Bayern de Múnich e Inter de Milán. Como hemos comentado antes, ningún equipo lo tuvo fácil y a germanos e italianos les costó mucho aguantar hasta la final.

El Bayern de Múnich pasó como segundo en su grupo por detrás del sorprendente Girondins de Burdeos. En octavos de final, derrotaron con muchas dificultades gracias a los goles fuera de casa a la Fiorentina (4-4). Ya en cuartos de final, se vieron emparejados con el muy complicado Manchester United de Alex Ferguson. A su vez, la eliminatoria no fue nada sencilla puesto que obtuvieron los mismos resultados que ante la Fiorentina pasando por lo goles fuera de casa (4-4).

Fue entonces cuando llegaron las semifinales. A tres partidos de la gloria, el Bayern de Múnich se tuvo que ver las caras con el Olympique de Lyon, equipo que había apeado de la competición al Real Madrid en octavos de final. En la ida, salieron ganado los germanos por un corto 1-0 que dejaba dudas. Sin embargo, en una vuelta excepcional los bávaros obtuvieron el billete al Santiago Bernabéu (4-0).

Imagen vía: Cadena SER

El Inter de Milán tampoco tuvo una Champions League sencilla. Al igual que el Bayern, los neroazzurros pasaron como segundos en su grupo por detrás del Barcelona. En la fase final, primero se vieron las caras con el Chelsea, equipo muy complicado. Aún así, los italianos derrotaron con un 3-1 global a unos londinenses que no lograron ponerles en muchos apuros.

Llegaron los cuartos y el Inter se vio las caras con el CSKA Moscú. Los neroazzurros completaron una eliminatoria muy seria en la que derrotaron a los rusos por un global de 2-0. Ya en las semifinales, los italianos lo tuvieron mucho más complicado. Se enfrentaron al Barcelona de Guardiola aunque en la ida lograron endosarle un 3-1 muy recordado. Aún así, los culés no tenían la remontada muy lejos puesto que con 2 goles les bastaba. En la vuelta, lograron un 1-0 que no les valió para meterse en la final. El Inter supo aguantar muy bien y conseguía el billete al Santiago Bernabéu (3-2).

Imagen vía: Telemundo Deportes

El 22 de mayo de 2010 se disputó la gran final de la Champions League. Bayern de Múnich e Inter de Milán se veían las caras en el Santiago Bernabéu por un nuevo título de la máxima competición europea. Los bávaros buscaban su quinta orejona mientras que los neroazzurros iban a por su tercer título de Champions League.

El partido comenzó con bastante igualdad entre dos equipos muy talentosos. Al comienzo de la primera parte, el Bayern de Múnich reclamó una mano en el área que no se pitó pero era sumamente clara. Durante los primeros instantes no vimos ocasiones claras debido a la intensidad de las dos defensas, en especial la italiana. Sin embargo, el Inter estaba logrando meterle el miedo en el cuerpo a los germanos en algún tiro lejano muy potente de Sneijder. Cada vez se iba acercando más el descanso y parecía que sería con el 0-0 inicial.

No obstante, al minuto 35′, todo cambió. Júlio César la puso en largo para Diego Milito que de cabeza tocó con Sneijder. En ese momento, el argentino tiró el desmarque hacia el área y su compañero le regaló un pase al hueco muy bueno. Diego Milito estaba delante de Hans-Jörg Butt tras haber superado en velocidad a Demichelis. El ariete logró superar al guardameta alemán con un tiro ajustado que le daba ventaja al club mediterráneo en la gran final de la Champions League.

Tras el descanso, el Bayern de Múnich salió a por el empate. Los bávaros se instalaron en campo rival en busca del gol aunque sin lograr hacer mucho peligro. Júlio César realizó alguna parada de mérito y los germanos pudieron empatar con buenas ocasiones. Los de Louis Van Gaal metieron toda la carne en el asador con Miroslav Klose y Mario Gómez.

Justo fue ahí cuando llegó el segundo gol de la noche. El Inter consiguió salir hacia arriba y en un jugadón de Diego Milito que despistó completamente a Daniel Van Buyten, fue sentenciada la final. El argentino definió muy bien y el Bernabéu estallaba de emoción por la parte italiana que veía muy cerca la orejona. Los instantes finales de encuentro transcurrieron con tranquilidad y dominio del Bayern que seguía sin incomodar demasiado a Júlio César. Los milaneses pudieron hacer el tercero en una nueva contra pero el resultado se mantuvo en 0-2. El Inter de Milán volvía a ser campeón de Europa 45 años después gracias a la asombrosa actuación de su nuevo héroe, Diego Milito.

Imagen vía: Getty Images

Imagen principal vía: FIFA

Sígueme en @Samurs5 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario