La Mejor Información Deportiva

Christian Gross: ¿La salvación del Schalke?

Christian Gross
0

El veterano entrenador suizo es la nueva baza que intenta el equipo de los mineros para salvarse del descenso.

El entrenador suizo de 66 años ha sido presentado oficialmente como nuevo entrenador del Schlake 04, el cuarto en lo que es una temporada aciaga para este histórico club de la Bundesliga.

Gross es un entrenador con experiencia en los banquillos, inicio su andadura en 1988 entrenando al modesto F. C Wil suizo que militaba en 2ª Interregional y lo ascendió a la segunda división. Este éxito hizo que fichara por el Grasshoper en 1993, donde estuvo hasta 1996 ganando dos Ligas y una Copa. En 1997 probó suerte en la Premier como entrenador del Tottenham. Donde sólo estuvo nueve meses con no muy buenos resultados. De 1999 al 2009 entrenó al Basilea, logrando cuatro Ligas y cuatro Copas, y ese año fichó por el Stuttgart, llevando al equipo a la Europa League, al inicio de la siguiente temporada tras perder siete de nueve partidos fue despedido, volvió a Suiza fichando por el Young Boys, donde sólo estuvo la temporada 2011/12 sin ganar ningún título.

Tras un tiempo sin estar en los banquillos fichó por el Al Ahly de Arabia Saudí donde estuvo tres temporadas del 2014 al 2017, ganando todos los títulos, y del 2018/19 en el Zamaleck egipcio, la temporada pasada volvió al Al Ahly.

Lo que puede aportar en el Schalke

El aspecto positivo del fichaje es que sabe sacar lo mejor de los jugadores que tiene a su mando, y conoce pasar por situaciones complicadas. Lo negativo es que lleva mucho tiempo fuera de Europa, y puede ser un hándicap el posible desconocimiento del fútbol actual europeo.

Gross puede trabajar y mejorar el aspecto deportivo del Schalke, pero el club de Gelsenkirchen tiene problemas profundos a los que ningún entrenador puede solucionar; el principal, y más acuciante, es la inmensa deuda de casi 200 millones de euros que tiene el club a cuenta de la construcción de un campo de entrenamiento cerca del Veltins Arena, y que de no solucionarla podría poner en riesgo la viabilidad del club para poder acceder a la licencia para seguir en Bundesliga.

Al mismo tiempo tiene graves problemas institucionales, la dimisión de Clemens Tömmies, antiguo propietario del club, enfrentado a la afición, y acusado en Alemania por casos de coronavirus en trabajadores inmigrantes, a los que tenía en condiciones inhumanas en sus empresas cárnicas, se une la dimisión de Michael Reschke director deportivo del club, que no llevaba ni un año en el cargo, tras ser fichado del Stuttgart, por desavenencias con la dirección. Y por último graves problemas en el vestuario con Harit y Bentaleb expedientados y llevados al filial e Ibisevic que deja el club esta semana, con posibles salidas este mercado de invierno, y quizás pocas o ninguna entrada, echando mano del filial.

Imagen

La situación es muy comprometida para este club otrora ganador de la Bundesliga y participante habitual en la Champions, que se enfrenta a un presente oscuro, pero a un futuro aterrador, si no logra evitar el descenso el club podría estar en riesgo de quiebra técnica e incluso desaparecer. Gross aparece como la solución deportiva para salvar la categoría, pero la experiencia recuerda, más que nada por una situación de crisis deportiva e institucional, a la de otro histórico como el Hamburgo, que también echó mano de un veterano como Thomas Doll, pero el resultado lo sabemos todos, el equipo descendió. Veremos si esta vez la moneda cae por la otra cara y el Schalke no corre la misma suerte.

 

Imagen principal vía: Schalke.

Síganme en @jmvillarroya y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram:@vp_deportivo.

Deja un comentario