La Mejor Información Deportiva

Carreristas inesperadamente mutilados

@SChecoPerez
0

Artículo de opinión sobre las decepciones causadas por Sergio Pérez y Daniel Ricciardo en términos de rendimiento

El principal interés de la temporada 2021 de Fórmula 1 radicaba en la curiosidad de saber cómo los fichajes confirmados en 2020 se adaptarían a sus nuevos equipos. Uno podía intuir que Fernando Alonso tendría que realizar un intenso proceso de adaptación, pero acabaría ofreciendo un rendimiento idóneo para el espectáculo, o que Carlos Sainz terminaría por trabajar como un ingeniero hasta realizar exhibiciones majestuosas con Ferrari.

Con respecto a Sebastian Vettel, muchos amantes de la Fórmula 1 tenían la esperanza de que el color verde del Aston Martin simbolizara un final de trayectoria esperanzador para el alemán. Quizás no luchando por un quinto título, pero sí ofreciendo la mejor versión de su pilotaje que le permitiese luchar por los puntos en la clase media. Aunque no es lo deseado, te permite darlo todo ante el nivel de la parrilla.

Romper el negativo efecto Pigmalión

Los españoles y el germano han terminado ofreciendo lo esperado, al igual que un Yuki Tsunoda, debutante de Alpha Tauri, cuyas quinielas apuntaban a un difícil proceso de adaptación, pero sin dejar de mostrar su velocidad en carrera. Sin embargo, no todos los cambios han sido objeto de acierto por parte de los aficionados, concretamente en Daniel Ricciardo y Sergio Pérez.

El australiano y el mexicano lideraron la zona media de la parrilla en el atípico año 2020 con un Renault y un Aston Martin respectivamente. Ambos monoplazas eran ligeramente inferiores a los McLaren y Red Bull pilotados a lo largo de la temporada 2021. Además, el año de la pandemia supuso un monólogo de Mercedes y una encarnizada lucha desde la cuarta plaza hasta la 14º.

Por tanto, demostraron una gran inteligencia para leer la carreras y pesar en río revuelto, aptitudes desarrolladas en las trayectorias deportivas de ambos. No obstante, la adaptación de ambos cuando cambiaron de escudería fue costosa para ambos.

Cabe recordar que Sergio Pérez no despuntó definitivamente en Force India hasta 2016 y se incorporó en 2014, mientras que Ricciardo necesitó un año para sacarle lo máximo al Renault.

Diversas teorías sobre las misteriosas bajadas de rendimiento

Pero una cosa muy distinta es comprender que todo piloto necesita su proceso de adaptación, y otra muy distinta es quedarse a años luz de su compañero de equipo. Max Verstappen y Lando Norris se convirtieron en las apuestas personales de Red Bull y Mercedes respectivamente, y no dudaron en demostrarlo durante la temporada 2021 perfilándose en el top 10.

Pero la decepción acecha cuando Norris yendo tercero en Mónaco acaba doblando a Daniel Ricciardo. Mientras tanto, Sergio incluso ha llegado a estar ubicado fuera de la lucha por el podio cuando Verstappen no se bajaba de la segunda plaza.

O te adaptas, o te adaptas

Por mucho que la prensa haya señalado a Sergio Pérez como un gregario que debe asumir el rol principal de Max Verstappen como primer espada, el mexicano ha confesado que no existe ninguna cláusula que le impida luchar con su compañero.

No obstante, el azteca necesitó cambiar el estilo para adaptarse a un monoplaza hecho a medida del holandés. En la misma medida, Daniel Ricciardo se ha visto perjudico en el nuevo McLaren al no estar supuestamente amoldado a su forma de conducir, según Andreas Seidl, director de la escudería británica.

Puede ser que haya pilotos más o menos adaptables, ya que Lando nunca ha dudado en alabar la capacidad de Carlos de acoplarse a nuevos circunstancias. Pero también resulta positivo que cada piloto tenga un material realizado tremendamente a su medida.

Puede parecerte más o menos justo la bajada de rendimiento de Daniel y de Sergio, pero podemos confirmar que tenemos en escena a dos carreristas mutilados.

No podemos que 2021 ha albergado carreras como Austria, Imola o Paul Ricard llenas de emoción llenas de alternativas estratégicas. Siempre han estado acostumbrados a sacar tajada en río revuelto, y en las mencionadas no han tenido el éxito deseado. Aun así, por muy dura que pueda ser la situación de un piloto, nunca se puede dar por muerto nadie.

Resurgiendo a lo campeón

Sebastian Vettel y Fernando Alonso eran tratados como pilotos acabados y arrastrados, pero fueron evolucionando con el paso del tiempo. Mucha gente comenzó a tirarse de los pelos por la mala racha de Carlos Sainz en un par de carreras, llegando a etiquetarlo como posible segundón. Afortunadamente, el tiempo se ha ido alineando a favor de su capacidad de trabajo y realizó dos pruebas magistrales en Austria.

De todos modos, si pueden quitarte la losa de caballero mutilado, también tienes el riesgo de que te quiten la corona de laurel. Recordemos que Sainz aún tiene facetas a mejorar, ya que las redes sociales a veces delatan su tendencia a la «comida basura».

Debo añadir algo. Al igual que no soy nadie para criticar el régimen de alimentación, tampoco lo soy para poner una causa exacta a pobres rendimientos  por parte de Ricciardo y de Pérez para los aficionados. Simplemente, comento mis sensaciones, y siento que tenemos carreristas mutilados, pero con la fortaleza suficiente para salir adelante.

Imagen principal vía: @SChecoPerez

Síganme en @victor9715 toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario