La Mejor Información Deportiva

Carlos Sainz y Álex Márquez, sin prisa pero sin pausa

0

El madrileño y el catalán lograron importantes cotas durante el pasado fin de semana en sus respectivas carreras deportivas

El deporte español vivió dos momentos inolvidables en el primer fin de semana de noviembre de 2019. Carlos Sainz cumplió 100 Grandes Premios en Fórmula 1, logrando una octava plaza en Austin para consolidar el estatus de mejor piloto de la clase media.

Sin embargo, la alegría de la jornada la dio Álex Márquez. Obtuvo una segunda plaza en Sepang que le cataloga matemáticamente como Campeón del Mundo de Moto2. Llevaba cinco años en la categoría intermedia y logró el premio esperado. Ambas hazañas se pueden catalogar como pequeñas recompensas puesto que nos encontramos en un contexto en el que la precocidad premia a la perseverancia a medida que van pasando los años.

Cabe recordar que Sainz aún no ha logrado ningún podio en 100 Grandes Premios mientras que gente como Alonso, Button, Ricciardo o el propio sexacampeón Hamilton ya lograban podios y ganaban carreras. No debe sentirse peor piloto por dicho motivo.

Imagen
Imagen: Carlos Sainz cumplió 100 Grandes Premios. Imagen vía: Twitter oficial de Carlos Sainz

Cada uno tiene su propio ritmo de madurez y aún no ha podido gozar de un monoplaza extremadamente competitivo. Además, ha sido capaz de mojar la oreja a pilotos de clase media como Ricciardo o Räikkönen durante la presente temporada y hace menos de un año pugnaban por posiciones de podio. Por tanto, solo queda preguntarse qué resultados lograría si tuviera material de campeón.

Por otra parte, la vida de Álex Márquez también puede catalogarse como paralela a la del propio Carlos. Él también sufre la presión de ser familiar que es un gran campeón y no ostenta el talento de su propio hermano o Fabio Quartararo.

Si todo esto fuera poco, sigue compitiendo a sus 23 años en Moto2, edad a la que ha logrado dicho título mundial después de haber estado cuatro años persiguiéndolo. Dicho historial puede invitar a pensar que no le espera un gran futuro en MotoGP. Los genios ascienden a la cima sobre los 20-21 años y queman etapas en las categorías inferiores con una increíble rapidez.

Si tiramos de sinceridad, gente como Quartararo, Dalla Porta, Mir o Rins tienen mayores expectativas. Todos ellos han sabido adaptarse a los cambios con mayor facilidad. Aún así, su carrera deportiva no tiene por qué estar abocada al fracaso. Puede fichar por equipos privados con motores Honda o Ducati y demostrar excelentes aptitudes, tal y cómo hacen Crutchlow o Miller para lograr la recompensa obtenida por Petrucci que no es otra que lograr el asiento a un equipo oficial teniendo cerca la treintena.

Imagen
Álex Márquez, Campeón del Mundo de Moto2. Imagen vía: Twitter oficial de Álex Márquez

Cabe recordar que dentro de unos años se producirá una profunda renovación en la marca Ducati y Lorenzo está más fuera que dentro del Repsol Honda. Sin duda, la oposición no ha hecho nada más que empezar y Álex Márquez debe presentarse a la misma.

Habiendo conocido el pasado, presente y posible futuro de Álex y Carlos, podemos concluir que existen muchos caminos para saborear la cima y no es necesario lograr la excelencia de genios como Marc Márquez, Lewis Hamilton o Max Verstappen. La perfección la alcanza un 1% de la sociedad más en el deporte. Los segundones y tercerones también demuestran talento y eficacia en un universo inmenso a la vez que apasionante.

 

Imagen principal: Twitter oficial de Álex Márquez.

Por Victor Rivilla.

Síganme en @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario