La Mejor Información Deportiva

Carlos Alcaraz y el público como segundo rival

0

Carlos Alcaraz sucumbió este sábado ante Hugo Gaston. El español y el francés se vieron las caras en octavos de final del Masters 1000 de París, y después de ir ganado 5-0 en el segundo set, el murciano cayó ante el rival de casa con el público en contra.

Muy comentadas han sido las imágenes en las que la joven promesa del tenis español, Carlos Alcaraz, aparece sentado en su asiento con una toalla en la cabeza tratando de ocultar las lágrimas producto de la presión sufrida. Presión ejercida por un público que celebraba cada punto de “su” jugador como si hubieran ganado un Mundial.

El tenista de 18 años llegaba al Palais Omnisports de Paris-Bercy con su primer título ATP (conseguido en Umag en julio) y unos cuartos de final alcanzados en la última edición del US Open -donde se quedó tras retirarse frente a Auger Aliassime cuando el partido marchaba 6-3 / 3-1 en contra-. Buscaba alcanzar esa misma ronda en un Masters 1000 por primera vez en su carrera, pero, aunque parecía que lo tenía todo controlado para conseguirlo (llegó a ir ganando 5-0 en el segundo set) finalmente le pudo la presión. El de El Palmar sabía que las circunstancias de juego eran complicadas, pero no fue capaz de manejar la situación y la victoria se le escapó de las manos.

Alcaraz no es el único tenista español que ha tenido que lidiar con esta situación. Rafa Nadal vivió algo parecido en la edición de Roland Garros de hace 10 años, pero los ánimos a Soderling por parte del público no impidieron que el balear se deshiciera del sueco, alcanzara los cuartos de final y siguiera superando rondas hasta alzarse con su sexta “Copa de los Mosqueteros”.

Fernando Verdasco fue otro de los que tuvo que verse en la tesitura de tener al graderío en contra, y para sobrellevar el momento el jugador madrileño decidió dialogar con los espectadores en un tono desafiante e impropio. Tal era su enfado que hasta el juez de silla tuvo que intervenir para intentar pacificar al tenista. Finalmente, Verdasco perdió el partido por 6-3 / 5-7 / 7-6. Días mas tarde, el propio jugador pidió perdón públicamente “al público francés, a Gasquet y a los aficionados”, tal y como recogió Marca.

Pero estas situaciones no solo ocurren en el tenis masculino: el circuito femenino y las jugadoras de nuestro país también han pasado por momentos similares. En 2017 Garbiñe Muguruza llegaba como defensora del título a Roland Garros tras derrotar a Serena Williams en la anterior edición (5-7 / 4-6), y para conseguir revalidar el título debía superar a la francesa Kristina Mladenovic.

La tenista hispano-venezolana, que veía en cada punto una chispa de motivación ante tal situación, no pudo con la jugadora local, que terminó venciendo por 6-1 / 3-6 / 6-3. En la rueda de prensa posterior al choque declaro que el público “a veces debería haber sido un poco más respetuoso”.

 

Por Guillermo Sola. 

Imagen principal vía: @carlitosalcarazz

Síganme en @guideguille y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario