La Mejor Información Deportiva

Buscando la gloria europea ante un viejo conocido

0

Real Madrid y Liverpool reeditan uno de los enfrentamientos clásicos de la competición. Pese a las bajas, ambos conjuntos llegan en un momento óptimo de forma

Los cuartos de final de la Champions League ya están aquí: los ocho mejores equipos del continente se dan cita en busca de una plaza para las semifinales. Para inaugurar la ronda, uno de los duelos estrella de la competición: Real Madrid-Liverpool.  

Ambos equipos vuelven a verse las caras tras la final de Kiev del año 2018 (3-1 a favor de los blancos). El de mañana será el séptimo enfrentamiento entre los dos conjuntos, con un balance global de 3 victorias para cada uno. Antes se enfrentaron en la fase de grupos de la temporada 2014-2015, los octavos de final de 2009 y la final de la Copa de Europa de 1981.

Pese la indudable trayectoria de estos dos clásicos, lo cierto es que ambos equipos no han podido alcanzar su potencial pleno durante esta campaña. Tanto españoles como ingleses han sufrido considerablemente en sus respectivos campeonatos domésticos, si bien los madridistas han conseguido reengancharse a la pelea por el título. Las lesiones, por otro lado, han castigado con contundencia a ambos equipos: estrellas como Sergio Ramos, Van Dijk o Hazard se perderán el choque.

Zidane, ante la duda del dibujo táctico

En el ámbito puramente futbolístico, el Real Madrid llega a la eliminatoria inmerso en su mejor momento de la temporada: once encuentros consecutivos sin conocer la derrota y sensaciones positivas en cuanto al juego.

La riqueza táctica de Zidane, entre otros factores, ha contribuido al resurgimiento del equipo: el dibujo 5-3-2  ha dotado de mayor solidez y seguridad a los blancos. En caso de repetir la formación, se espera un once similar al del pasado sábado. Marcelo repetiría como carrilero y Mendy pasaría al centro de la zaga junto a Varane y Nacho, con Kroos sustituyendo a Isco en el centro del campo.

Asensio, que atraviesa un dulce momento de forma, se postula como acompañante de Benzema en el ataque madridista. En caso de no apostar por el 4-3-3, Vinícius esperaría su oportunidad en el banquillo.

El Liverpool quiere aprovechar su poderío ofensivo 

Acosados por las lesiones, los pupilos de Jurgen Klopp han protagonizado una campaña irregular hasta la fecha. Sin embargo, su estilo ofensivo se mantiene intacto: dinámico, vertical y rápido. Los ingleses, liderados por su tridente de gala, buscarán imponer su trepidante ritmo de juego y resarcirse así de la dolorosa derrota de 2018.

En cuanto al once titular, se espera que Kabak y Philips repitan en el centro de la zaga. Roberto Firmino, que volvió el pasado fin de semana tras su lesión, acompañará a Salah y a Mané en el ataque como principales amenazas. Por lo demás, serán de la partida los habituales integrantes del once «red».

Claves del partido

Frente al estilo de «rock&roll» que predican los ingleses, el Real Madrid debe buscar un partido más pausado. El intercambio de golpes favorecería al Liverpool, por lo que Kroos y Modric tratarán de controlar el juego y proponer ataques más elaborados. La salida desde atrás será un factor importante, pues ambos equipos sufren ante las ausencias de sus centrales titulares (Sergio Ramos y Van Dijk).

Por último, el estilo ofensivo del Liverpool revela parte de sus lagunas defensivas, de modo que Zidane podría emplear a Vinícius y a Valverde como revulsivos para explotar esas carencias.

 

Imagen principal vía: Diario As.

Síganme en @antonio_aibar y sigan toda la información y la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

 

Deja un comentario