La Mejor Información Deportiva

Burgos CF: Otra vez desde los once metros

0

El conjunto del Burgos CF sigue sin conocer la victoria en esta pretemporada. De nuevo los penaltis, después de acabar los 90 minutos con empate a 1 en el marcador, fueron los encargados de sentenciar el IX Trofeo de la Seta y el Champiñón en Pedrejón, donde los ‘blanquinegros’ se enfrentaron al Calahorra.

El equipo burgalés no sabe lo que es ganar a las órdenes de José Manuel Mateo en esta pretemporada. Cuatro empates y una derrota clara, es el balance de una preparación que no está saliendo según lo previsto. A falta de un último encuentro antes de empezar la competición liguera -ante la UD Logroñes en Medina de Pomar– los de El Plantio deberán mejorar lo mostrado hasta ahora si quieren aspirar a luchar por estar lo más arriba posible para entrar en ‘playoff’ de ascenso.

En la tarde de ayer se vio a un Burgos CF al que le costó crear peligro en área contraria, bien plantado sobre el campo, pero sin ideas a la hora de elaborar ataques que pusieran en dificultad al Calahorra. Después de una primera mitad sin ninguna ocasión burgalesa, en el segundo tiempo Elliot Gómez consiguió batir al portero local con un buen disparo a puerta, aunque poco después Samuel Obeng ponía el definitivo empate a uno, tras un saque de esquina. Precisamente este, es uno de los principales problemas que ha sufrido el Burgos en la pretemporada, la defensa del balón parado. Muchos de los goles encajados en el último mes han sido a causa del balón parado, ya sea en córners o faltas, que la zaga burgalesa no ha sabido resolver con solvencia. Con el tiempo de juego concluido, ambos equipos se fueron a penaltis para decidir quién se llevaría el trofeo a sus vitrinas, y de nuevo el Burgos CF falló en este apartado, errando su último lanzamiento para seguir sin conocer el sabor dulce de la victoria.

Aunque se ven cosas positivas como equipo, y algunos de sus jugadores muestran calidad sobre el terreno de juego, al Burgos CF le queda un gran camino por delante para ponerse al nivel que se le pide como club. Queda mucho, esto acaba de empezar y los proyectos es mejor medirlos a largo plazo. Por eso, equipo y afición deben remar unidos para que los empates se conviertan en victorias y donde antes se erraba luego se acierte, y así llenar de aplausos la orilla del Arlanzón.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.