La Mejor Información Deportiva

Brahim y una lesión más para el equipo

0

El malacitano vuelve a recaer, por lo que el periplo de lesiones madridista no cesa en el inicio de la presente temporada. Este hecho genera un problema que impregna al club durante años.

Brahim Díaz estará entre tres y cuatro semanas de baja junto a Hazard después de haberse lesionado en el recto anterior derecho. De este modo, la enfermería blanca vuelve a estar de guardia como acostumbra en las últimas temporadas.

Podemos catalogar de mala suerte que Zidane no pueda contar con su plantilla al completo, pero tantas bajas dejan que pensar sobre la labor del cuerpo técnico en su tarea de velar por el estado físico de los jugadores de campo.

Una cosa es que Asensio tenga un golpe fortuito con tal mala suerte que sufra una lesión que le mantenga más un año apartado de los terreno. Otra muy distinta es que veamos cómo sistemáticamente vemos a jugadores, y sobre todo, jóvenes promesas que no paren de recibir lesiones cuando realizan tareas explosivas en un entrenamiento o en pleno partido.

Brahim Díaz en un entrenamiento. Imagen vía: Real Madrid.
Brahim Díaz en un entrenamiento. Imagen vía: Real Madrid.

Es cierto que gente como Bale venía de la Premier arrastrando una faraónica carga de problemas físicos, por lo que se puede definir como jugador de cristal. Pero no tiene justificación como muchos otros ven mermada su progresión por continuas roturas. Algunos casos son los de Vallejo, Llorente o Vinicius el año pasado por problemas de explosividad o posturales.

Sin duda, son aspectos que deben tratar los profesionales contratados por Zidane. Y con razón de más si se  encuentran en una época adolescente en la que imperan vicios culinarios poco apropiados. A ver, es la humilde opinión si seguimos casos del pasado. Uno no tiene la certeza a la solución de este problema. Además, tampoco

Uno de los casos más sonados es el de Messi en sus inicios. No paraba de lesionarse hasta que llegó Guardiola y le cambió los hábitos. Otro caso es Robben y sus piernas de cristal en Madrid. Al viajar a Munich y al ponerse bajo la tutela de los sargentos Van Gaal, Heenckes o Guardiola, pudo dar el máximo hasta los 35.

Brahim Díaz en su presentación con el Real Madrid. Imagen vía: Real Madrid.
Brahim Díaz en su presentación con el Real Madrid. Imagen vía: Real Madrid.

Este hecho demuestra que la historia sirve como fuente de aprendizaje para mejorar el futuro. Y por supuesto, queda retratado que se necesita un control estricto sobre los jugadores. Quizás suene infantil comportarse como un guardia civil ante gente con pelos en los genitales, pero este régimen restrictivo ayudaría a jugadores que acaban de entrar en la élite. Evidentemente, veteranos como Ronaldo, Dani Alves o Messi saben que necesitan realizar fuera del terreno de juego para llegar a la excelencia.

Este artículo no solamente va dirigido al conjunto blanco, sino también a los culés, que ven como Dembélé se está convirtiendo en una inversión fallida por los incovenientes de la mano izquierda ejercida por la dirección deportiva de turno. No les vendría mal tomar nota sobre este asunto.

Imagen principal vía: Real Madrid

Síganme en @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario