La Mejor Información Deportiva

Bebés a la carta: ¿La ficción cada vez más cerca de la realidad?

0

¿Qué hay de realidad, y que hay de ficción, sobre la controvertida elección y modificación de embriones para obtener niños «a la carta»?

Fuente: Instituto europeo de fertilidad
Fuente: Instituto europeo de fertilidad

¿Recuerdan la película «Gattaca»?. Dirigida por Andrew Niccol, trata sobre una sociedad en un futuro no muy lejano, en la que se había alcanzado el desarrollo científico y tecnológico suficiente, como para poder diseñar a los embriones, dotándolos de inteligencia superior, características físicas excepcionales, y resistencia a la mayoría de enfermedades genéticas.

Pues bien, ese desarrollo tecnológico y científico ha llegado, ¿o no?.

A pesar de la repercusión que han tenido algunas noticias sobre empresas como Genomic prediction, sobre la que se llega a afirmar que han logrado los primeros resultados sobre selección de embriones, la realidad, es que estos procedimientos, basados en el diagnóstico genético preimplantacional (DGP), está muy regulado por la ley, y todavía no permite, ni se va a pretender que permita, la elección de las características físicas de nuestros futuros hijos, debido a los grandes dilemas morales que presenta. Ya podemos ir olvidándonos de pedir por catálogo una preciosa niña de ojos azules, y pelo rubio.

Pero, ¿Qué es y para qué se utiliza realmente el DPG?. Pues bien, realmente consiste en cultivar diferentes embriones, (óvulo ya fecundado por un espermatozoide) in vitro, y mediante diferentes estudios moleculares, detectar posibles enfermedades genéticas, o alteraciones cromosómicas.

Fuente: Sanihub
Fuente: Sanihub

Aproximadamente el 1% de los niños nacidos sufren algún tipo de grave enfermedad genética. Según la base de datos OMIM existen más de 5000 enfermedades conocidas y la lista se continúa ampliando. Además, muchas alteraciones genéticas, también están directamente relacionadas con la infertilidad, sobre todo a partir de los 35 años de edad, y en casos como abortos de repetición.

Gracias al DPG, se pueden seleccionar embriones que no prensenten alteraciones genéticas relacionadas a enfermedades graves, así como para resolver problemas de infertilidad, pero la ley actual no permite ir mucho más allá. 

Además, también es cierto que a pesar de que la ciencia avanza rápido, y ahora los métodos de detección de anomalías genéticas son mucho más rápidos y eficaces, el DPG sigue presentando grandes limitaciones.

Y es que para ello tenemos que tener claros dos conceptos básicos:

El genotipo de una persona se trata de toda su dotación genética, el conjunto de todos sus genes, pero el fenotipo de esa misma persona, es lo que realmente expresa, las características que podemos observar en el individuo. Genotipo y fenotipo no son iguales debido a que para el fenotipo, también influye el ambiente en el que se encuentra el individuo. Por ello nosotros podemos ser propensos a desarrollar cáncer, pero sin embargo, gracias a llevar una vida sana, nunca presentamos la enfermedad.

Realmente se conocen contadas enfermedades que estén determinadas por un solo gen, y sean muy sencillas de determinar por un análisis genético. La mayoría de ellas están influidas por muchos genes distintos, y ahí, la cosa se complica. Todo esto se traduce en que al final podrías estar descartando un embrión, que se desarrollaría como una persona sana, e implantar uno con alteraciones genéticas desconocidas e impredecibles.

Por todo ello, aunque el DPG es algo prometedor, debemos ser conscientes tanto de sus limitaciones a la hora de diagnosticar enfermedades genéticas, como de sus peligrosas aplicaciones, algo alejadas de la realidad por ahora, sobre crear persona con características excepcionales, al igual que en la famosa película de ciencia ficción.

Fuente de la imagen principal: IVI (Instituto valenciano de la infertilidad)

Por: Carlos Nuévalos Tello

Síganme en @carlosnuevalos2000 (Instagram), y sigan toda la información y actualidad deportiva y cultural en twitter: @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario