La Mejor Información Deportiva

Bayern: Eliminación y dudas en el juego

0

La eliminación del Bayern de la Pokal más allá del significado deportivo, refleja una pequeña crisis de juego que está atravesando el conjunto bávaro desde hace varias jornadas.

El fracaso en la Pokal

Eran las once y media de la noche en el Holstein Stadion cuando Marc Roca fallaba, o más bien lo detenía Gelios, el sexto penalti del Bayern, y Tim Bartels anotaba el suyo, el Bayern quedaba eliminado en dieciseisavos de final de la Pokal, algo que no ocurría desde la temporada 2000-01 cuando el Magdeburgo lo eliminó también en la tanda de penaltis.

Imagen

Más allá de la eliminación, que supone toda una sorpresa, máxime cuando se esperaba que el Bayern fuese favorito a revalidar todos los títulos la presente temporada, ésta ha sido el reflejo de un equipo que muestra serios problemas en su juego desde hace muchas jornadas.

¿Una crisis?

No puede hablarse de crisis de forma general, ya que el equipo es líder de la Bundesliga, con tan solo dos derrotas y se ha clasificado primero en su grupo de Champions sin perder un partido, pero si se puede decir que atraviesa una pequeña crisis en su sistema de juego. Es cierto que era muy difícil que el equipo bávaro pudiera mantener el nivel mostrado la temporada pasada, pero no es menos cierto que las debilidades que muestra en estos momentos generan muchas dudas.

El Bayern ya no es el equipo arrollador de la temporada pasada, si bien domina amplias fases del partido, lo hace más por empuje y estado físico de sus jugadores que por control de juego, la marcha de Thiago, que no ha sido sustituida convenientemente ayuda a que el equipo no controle el balón, ni gestione correctamente las diversas fases que se dan durante un partido.

Imagen

Defensivamente el equipo tiene lagunas muy importantes, los rivales les ganan la espalda con mucha facilidad, con jugadores situados entre líneas, que aparecen indetectables para los defensores bávaros, a ello se une un mal momento de forma de jugadores clave como Alphonso Davies o Niklas Süle, básicos la pasada temporada, o jugadores como Pavard, que parece que ha perdido la confianza de Flick, con su suplente Bouma Sarr, que no parece aportar lo que se esperaba de él. El equipo concede muchas ocasiones de gol, y ya son once partidos en los que ha encajado más de un gol, y solo el buen estado de forma de Manuel Neuer ha salvado al equipo de sufrir más derrotas.

No anda mejor en el centro del campo, donde Kimmich y Goretzka son piezas fundamentales, pero ninguno realiza la función de Thiago y no tienen sustitutos claros, salvo Tolisso, Flick no confía en Marc Roca, y utiliza en ese puesto a Musiala, que no es un mediocentro.

Imagen

En la delantera son inamovibles Müller y Lewandowski, quienes mantienen un gran estado de forma, salvando con sus goles al equipo en momentos de dificultad como se vio frente a Wolfsburgo y Leverkusen, pero no hay sustituto de garantías de ninguno de los dos. Con Zirkzee no se cuenta y Choupo-Moting está a años luz del polaco. En las bandas mantienen el nivel Coman y Gnabry, pero Sané no está al nivel que se esperaba de él, salvo jugadas contadas y Douglas Costa está ya lejos de su nivel. Ello implica que el Bayern no genere el número de ocasiones de gol de la temporada pasada, y ello unido a las que concede explica el pequeño momento de dificultad que atraviesa el equipo.

Flick ha intentado solucionar el problema defensivo utilizando una defensa similar a la de tres centrales, con Süle pegado a banda derecha, que tampoco le ha funcionado, por lo que deberá explorar otras soluciones, máxime cuando, salvo sorpresas, no habrá fichajes este mercado de invierno.

 

Imagen principal vía: Bayern.

Síganme en @jmvillarroya y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram:@vp_deportivo.

Deja un comentario