La Mejor Información Deportiva

Asia aguarda a sus cuatro representantes para Catar

Twitter @theafcdotcom
0

Asia conocerá en este parón internacional a las cuatro selecciones que disputarán el próximo Mundial, así como a las dos que accederán a la repesca.

Estamos en vísperas de noches emocionantes en el marco asiático. Restan apenas dos jornadas para terminar el proceso clasificatorio mundialista y aún no está todo determinado. 24 y 29 de marzo se disputan las últimas jornadas de la 3ª fase, la definitiva.

Los doce supervivientes fueron separados en dos grupos. Los dos primeros clasificados de cada uno de ellos tienen plaza directa para Qatar. Los dos terceros disputan, en primera instancia, una eliminatoria entre ellos a partido único y en sede neutra. El vencedor deberá enfrentarse al 5º clasificado de la CONMEBOL, lo cual, sin duda, supondrá un reto mayúsculo.

En el grupo A, Irán y Corea del Sur han arrasado. Ambos se distancian a más de diez puntos del tercer clasificado y ya conocen, desde hace meses, que estarán en Qatar 2022. La emoción, por tanto, reside en la pelea por la tercera plaza. A ella aspiran los Emiratos Árabes Unidos, favoritos, el Líbano (a 3 puntos) e Iraq (a 4). En caso hipotético de empate a puntos al término de la fase, el criterio que entra en vigor es el de la diferencia de goles. Los EAU llegan a la ventana con un +0, el Líbano con un -3 e Iraq con un -7.

Muy favorable lo tiene la selección del técnico argentino Rodolfo Arruabarrena que, además, disputa el primer encuentro ante Iraq. Una victoria supondría quitarse de encima a un rival. En ese caso, un empate en el último partido, ante la ya clasificada Corea del Sur, bastaría para meterse en la repesca. Los EAU sólo han disputado un Mundial en toda la historia. Fue en Italia 1990.

En el grupo B el escenario es muy diverso y todo anda más igualado. Arabia Saudí, líder del grupo desde prácticamente su comienzo, se encuentra a una única victoria de meterse en su segundo Mundial consecutivo, el sexto de su historia.

Le persiguen Japón (1 punto menos) y Australia (4 menos). Estas dos selecciones se citan en un choque trascendental el 24 de marzo, en la primera de las dos últimas jornadas. Una victoria nipona dejaría sentenciada la tesitura. Con un empate, debería decidirse todo en la última jornada, aunque a los de Hajime Moriyasu les bastaría con empatar su partido. Si los ‘Socceroos’ (selección australiana) consiguen dar la sorpresa (pues sólo han vencido en una ocasión en los últimos once enfrentamientos ante Japón), se colocarían segundos y pasarían a depender de ellos mismos.

Todo esto, en el caso de que Arabia Saudí cumpla y venza su respectivo encuentro. Parece improbable que no lo haga, pues sólo ha perdido uno de los ocho disputados en esta tercera ronda. Además, juegan ante China, que no aspira matemáticamente a nada. Si la lógica decide no imponerse y Arabia Saudí no vence, se abre un abanico amplísimo de escenarios, que se saldarían en la última jornada. Precisamente, en esta última fecha, los árabes se enfrentan a Australia.

El cuarto clasificado, Omán, pese a su admirable fase clasificatoria, ya no puede alcanzar puestos de repesca. Por tanto, en el Grupo B queda por determinar el orden de los tres primeros.

Se avecinan, pues, días de mucho nervio en el continente asiático. Un mísero gol puede marcar la diferencia y ya no hay margen de error. Para más inri, todos los partidos podrán seguirse de forma gratuita en YouTube. No hay excusa.

Imagen principal vía: Twitter @theafcdotcom

Síganme en @ikersicr y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: