La Mejor Información Deportiva

Así es el Olympique de Marsella

0

Gran temporada la que ha realizado este Olypique de Marsella, que ha tenido un doble premio. El primero la clasificación para la próxima edición de la Champions League. El segundo disputar la final de la Europa League, que mañana se disputará en la ciudad francesa de Lyon. Así las cosas; la buena temporada de los galos está teniendo recompensa.

 

Pero ya supongo que a 48 horas de la fina los aficionados colchoneros se estarán haciendo muchas preguntas: ¿Cómo es el Olypique de Marsella? ¿Cómo juegan los franceses? ¿Cuáles son sus virtudes y sus debilidades? Todas estas dudas se intentaran resolver a lo largo de las siguientes líneas:

Fortalezas

Payet y sus amigos

La línea de tres por detrás del punta, es sin duda la zona más peligrosa del equipo marsellés. Y es que, la tripleta formada por Payet, Ocampos y Thauvin, es una de las tripletas que más fútbol de calidad ha generado en esta competición. Se trata de tres jugadores de una inmensa calidad, que si tienen el día pueden convertirse en todo un dolor de cabeza para el que tengan enfrente.

Lo mejor que tiene la línea de tres que forman estos jugadores, es a parte de su calidad, que no tienen puestos fijos, es decir, se van alternando entre la mediapunta y los extremos, lo que suele volver loca a las defensas rivales. Porque además se trata de tres jugadores con mucha calidad, y que mezclan a la perfección entre ellos, es decir, son tres jugadores que se entienden muy bien sobre el terreno de juego.

Experiencia bajo los palos

Esa leyenda del fútbol galo llamada Steve Mandanda sigue siendo el arquero de este Olypique de Marsella. Arquero, capitán y historia viva de la entidad eso es un Mandanda que esta ante su gran oportunidad para reivindicar su puesto de titular en el Mundial de Rusia. Y es que, si firma un buen papel en un partido de esta relevancia puede generar dudas en el seleccionador francés de cara a la cita mundialista.

Este será un partido especial para toda la plantilla. Pero sobre todo para un Mandanda que esta ante su gran oportunidad de ganar un titulo continental con el club de su vida. Por eso, el gran capitán de la entidad gala buscará hacer la mejor actuación posible para acercar de esa manera a una afición con la que vive un idilio especial, esa UEFA con la que toda la ciudad lleva soñando toda la temporada.

Rapidez a la contra

Mitroglu Ocampos o Thauvin. Tres nombres que para el que sepa un poco de fútbol internacional lo primero que sugieren es rapidez. Y tres nombres que a la vez marcan bastante la línea del estilo de juego del equipo que dirige Rudy García. Un estilo de juego basado en la rapidez, la verticalidad y el contraataque. Contraataques fugaces y vertiginosos que son el arma principal de este equipo.

Por eso, se espera que Rudy García plante un partido de poco centrocampismo y muchas áreas. Un partido muy vertical en el que se tarde poco. Muy poco, en llegar de área a área. Aprovechar la velocidad del equipo es clave para que los de Marsella hagan un buen papel y tengan opciones de llevarse esta importante final.

Debilidades

La defensa

Si en líneas anteriores decíamos que la línea más fuerte del equipo marsellés era la línea de tres detrás del punta, la más débil es sin duda la defensa. Y es que, los dos centrales del equipo de Rudy García son muy lentos y corpulentos, lo que a veces juega en contra del estilo de juego que le gusta a este equipo.

Centrales lentos, corpulentos y de poca experiencia en partidos de esta relevancia. Eso tiene este Marsella. Esta debilidad la tienen que aprovechar jugadores rápidos como Griezmann, Costa o Vitolo para buscarles las cosquilla e intentar poner nerviosos a estos zagueros tan poco experimentados.

El balón parado

Centrales lentos, corpulentos y que van bien por arriba. Van bien por arriba sí, y así lo demostraron en la prorroga de las semifinales de esta misma competición ante el RB Salzburgo. Pero el balón parado no es lo mismo en ataque que en defensa. Y los de Rudy García escenifican a la perfección esta diferencia.

Y es que, el Marsella es uno de los equipos que mejor ataca el balón parado en está competición. Pero a su vez, es uno de los que peor lo defiende. Prueba de ello, es que el Marsella ha encajado ya cinco goles a balón parado en esta edición de la Europa League. De ahí, que el Atlético tenga que volver a sacarle brillo a la pizarra y con ello al balón parado que tantos réditos le a dado a Simeone.

La poca experiencia en finales

El Marsella es un equipo joven y poco experimentado. Con jugadores que tienen muy poca experiencia en partidos de una relevancia similar al de una final de la Europa League.

Esto es algo que debe aprovechar un Atlético de Madrid, que ha disputado tres finales europeas. En el último lustro. Los rojiblancos deben salir agresivos, presionantes y mordiendo para ver si consiguen así meterle miedo al conjunto galo.

Fuente de la imagen: El Desmarque

Articulo realizado por: Javier Fernández Lillo

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.