La Mejor Información Deportiva

Arturo Vidal, los pulmones que necesita Lionel Messi

0

El protagonista de este texto es Arturo Vidal, pero para entender la llegada del chileno a tierras catalanas, considero necesario contarles una breve reflexión sobre uno de sus nuevos compañeros. Aquí voy.

Hace unos días escribiendo hasta altas horas de la noche me encontré un vídeo con jugadas de Messi en 2011. Fue en un momento de distracción casi obligado para despejarme un poco del trabajo. Estaba exhausto. Se trataba de una recopilación de jugadas fantásticas del rosarino. De esos vídeos adictivos que se viralizan fácilmente. El mejor Lionel, a mi manera de pensar, fue ese. El Messi de Guardiola, el falso 9… el mejor regateador que he visto en mi vida. Como dice Pablo Aimar“Lionel piensa y ejecuta al mismo tiempo”. No pude parar. Le daba pausa, regresaba el vídeo… y así estuve 45 minutos.

Como el trabajo ya había pasado a segundo plano, las preguntas sobre Messi crecían en mi cabeza. Para no frenar la reflexión, empecé a buscar highlights de Leo temporada por temporada. Se confirmó lo que ya sabía, pero de igual forma me impactó mucho. Era la mezcla entre la sorpresa y que eran las 2:00 am. “La transformación es sutil y fantástica”, pensé. Y mi mente seguía sacando ideas que comencé escribí en una de mis libretas. “El enano puede hacer de todo… pero ya tiene limitaciones físicas. Por eso el 4-4-2 de Ernesto Valverde o el 4-3-3 de Luis Enrique siempre estaban diseñados para Messi, y su estado físico”. Y concluí la reflexión nostálgico: “se fue ya el mejor regateador de la historia”. Ahora, Leo regatea, sí, pero desde hace 4 años cada vez lo hace menos. Lógico, tiene menos potencia. Tiene 31 años. Y el regate de Messi asombra porque es tan efectivo como simple. No necesita bicicletas. Un control de balón hiperrealista y una velocidad sobrenatural, tan tan. Sin embargo, Messi es tan bueno que puede seguir siendo uno de los mejores del mundo, si no es que el mejor, porque mientras fue perdiendo velocidad, adquirió mayor precisión en el pase. Messi pasó de ser extremo a falso 9 de Rijkaard a Pep, y luego ya en la época de Luis Enrique, aunque regresó a la banda derecha, era mucho más centrocampista que extremo… por más que siguiese siendo el goleador del equipo. Con Valverde, ya es delantero, y en 4-4-2. Dosifican muchísimo sus esfuerzos.

Días después de que aterrizara este pensamiento, comencé a leer sobre la posible llegada de Arturo Vidal a Barcelona, ganándole ahora el fichaje al Inter. Hoy, que ya es oficial la llegada del chileno, me surge una segunda reflexión: “Vidal tiene los pulmones que necesita Messi para seguir siendo el mejor”. Siempre he creído que no se ha visto una mejor versión de Vidal que la que tuvo con Guardiola en el Bayern München 2016, incluso por encima del fantástico todocampista que vimos en la Juventus, que ya es decir mucho. Quizá el de las Copas América 2015 y 2016 esté al mismo nivel, considerando que el fútbol de selecciones es un contexto distinto. La sensación es que el centrocampista chileno no volverá a llegar a ese nivel mostrado en Alemania con Guardiola, y menos con 31 años, pero si está bien físicamente es más que suficiente para que triunfe en Barcelona. Si Paulinho ofreció soluciones la temporada pasada, Vidal seguramente lo hará porque se trata de un jugador con características similares, pero mejorado. Arturo es más técnico y tiene mayor criterio con el balón en los pies que el brasileño, aunque su principal virtud también radica en el recorrido, ejecutar presiones altas, el desgaste, la movilidad y la sensibilidad para saber cuándo y cómo llegar desde la segunda línea. Son parecidos, no iguales.

Vidal es versátil y ha destacado en muchas posiciones. Desde el comodín que era para Claudio Borghi en Colo Colo, utilizado como volante, central o lateral, hasta el centrocampista todoterreno que hizo el mítico estratega alemán Jupp Heynckes en el Bayer Leverkusen. Incluso, con la selección chilena ha jugado como falso 9. Un buen ejemplo de su polifuncionalidad es que para Allegri era “más mediapunta” y con Guardiola “más centrocampista”.

“Me parece que ubicar a Vidal en el mediocampo acelera su aprendizaje”, expresó en 2009 Jupp Heynckes. 

La zurda de Messi gana en la figura de Arturo Vidal a un socio que,  sobre todo  pensando a corto plazo, puede ser determinante para volver a reinar en Europa. Siempre creí que “un Vidal”fue lo que le faltó a Messi para ser campeón del Mundo y ganar las dos finales de Copa América que, paradójicamente, perdió contra Chile.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.