DestacadoFútbol EspañolLaLigaOpiniónReal Madrid CF

Arda Güler, el talento generacional que cuida el Madrid

Es fácil hablar del talento infinito de Arda Güler al marcar su primer gol con el Real Madrid, pero hemos visto solo la punta de un iceberg.

Es fácil hablar del talento infinito de Arda Güler al marcar su primer gol con el Real Madrid, pero hemos visto solo la punta de un iceberg.

Hablar de Arda Güler cuando acaba de marcar su primer gol con el Real Madrid es fácil, pero no debemos de quedarnos con la anécdota, cuando hemos visto solo la punta de un iceberg de talento infinito, que se esconde debajo del agua. Las lesiones que delatan un físico frágil, pueden ser el motivo de los pocos minutos que le regala Ancelotti, pero cada vez que toca el balón demuestra la calidad intrínseca de los genios del fútbol.

El turco fue un corto culebrón veraniego con final feliz para el Madrid. Cuando todo parecía que Deco había hecho el trabajo necesario para vestirlo de azulgrana, Florentino Pérez, decidió hacer un esfuerzo final por un futbolista al que en Turquía califican como el mejor talento que ha surgido en la historia del país otomano.

La fe en Arda Güler es tan infinita como su talento

Hasta tal punto llega la fe en él, que son cada vez más las voces críticas en su país, con las pocas oportunidades que recibe el talentoso centrocampista blanco, por parte de un entrenador históricamente poco aficionado a regalarle minutos a los más jóvenes.

Su gol ante el Celta de Vigo, es solo una muestra de su tremenda calidad

El domingo entró en el minuto 87, fue suficiente para que dejase un detalle que alegró la noche a los madridistas. Gran pase de Ceballos que le deja delante del portero celeste, un recorte que le sale natural a los que poseen esa calidad diferencial que separa a los buenos de los mejores, y una definición con su pierna mala, si cabe ese adjetivo en un jugador de su dimensión, para poner un gol intranscendente en el marcador, pero fundamental para entender a un futbolista tan inexpresivo en su rostro, como explosivo a la hora de mostrar con sus pies, la infinita gama de recursos que atesora.

Si en el partido de su debut, ante el modesto Arandina, nos dejó muestras de una personalidad arrolladora, pidiendo siempre el balón y arrebatándoselo a Ceballos para poner una falta en la cruceta, como quién no quiere la cosa, en el poco tiempo que ha disfrutado sobre el terreno de juego en los meses posteriores, ha dejado tan solo pequeñas muestras de la magia repleta de trucos que emana de sus botas.

Posee todo lo necesario para poder considerarse uno de los elegidos

Posee el control de los elegidos, orientado para mejorar la jugada cada vez que recibe el balón, la visión de juego de los que ven una gran pradera en un bosque frondoso, el regate de los atrevidos habilidosos que sortean obstáculos flotando sobre el césped, y un disparo con mira telescópica para poner el balón en un lugar inalcanzable para los guardametas más infranqueables.

Una flor marchitándose en el banquillo merengue, que solo necesita el agua de los minutos para demostrar que puede mostrarse resplandeciente. El fútbol europeo se prepara para la explosión de un talento generacional, que marcará una época en el Real Madrid. A Arda Güler le espera la gloria que solo aguarda por los elegidos. 

 

Fuente de la imagen: Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP via Getty Images.

Síganme en @venamadridismo1 y @VIP_Deportivo y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba