La Mejor Información Deportiva

Ansu Fati y su cita con el gol

0

El hispanoguineano volvió al terreno de juego tras la lesión y, como ya ha hecho en otras ocasiones, firmó su regreso acompañado de un gol

El bueno de Ansu no entiende de treguas. Nadie más que él sabe lo rocoso que es el camino de las lesiones. Las ha sufrido como canterano y ahora como futbolista profesional. Sin embargo, en todas las veces que ha vuelto a vestirse de corto, ha demostrado que su equipo le necesitaba.

Al atacante le gusta la presión. Sabe convivir con ella, ya que así mismo nos lo ha demostrado con sus despiadadas actuaciones. Y es que, retornar al rectángulo de juego tras una larga sequía nunca es sencillo. Además, hacerlo por todo lo alto está a la altura de pocos. Es aquí cuando entra Anssumane Fati Vieira que, ha levantado a la gente de sus sillones y ha ido contra las reglas en sus tres regresos.

Un año inhabilitado y el preludio de una catástrofe

El FC Barcelona emprendió una nueva etapa post-Messi en la temporada 21/22. El cartel de jugadores ofensivos no invitaba al optimismo, pero la vuelta de Anso lo cambió todo. Con 18 años, el extremo asumió el legendario legado de portar la ‘10’ que había ostentado durante más de una década Lionel Messi, el mejor futbolista de la historia. Un reto que, día sí y día también vendría acompañado de polémica, escepticismo y una presión asfixiante. Sin embargo, el joven asumió el reto por todo lo alto, dando un puñetazo sobre la mesa. 

Corría la jornada 7 en el Camp Nou, y el Barça se medía ante el Levante. Los culés iban por delante en el marcador por 2-0 y Schreuder dio entrada al hombre más esperado: Ansu Fati. El español se lesionó el menisco en noviembre durante la campaña 20/21 y, a posteriori, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en más de una ocasión, sumando un total de 323 días de baja. Por ello y por ser el nuevo ‘10’, la expectación era máxima. Y, Ansu, no defraudó.

Ingresó al césped en el minuto 80 y, acto seguido, en el 90’ soltó un latigazo desde fuera del área para anotar un gol tras 10 meses y medio fuera de las canchas. El templo blaugrana respondió estallando y coreando su nombre. 21 días después, en el mismo Camp Nou, Ansu Fati partió como titular 344 días después ante el Valencia. Los chés se adelantaron en el marcador con un tanto de José Luis Gayà a los cinco minutos, pero el hispanoguineano equiparó la contienda, engarzando un disparo para enmarcar desde el balcón del área tras una pared previa con Memphis. Una vez más, el niño tocado por la varita sacó a relucir su don con los regresos. 

Cabezazo frente al Madrid para prolongar la anomalía

Justamente anteayer, Ansu repitió esta habilidad en plena eliminatoria de Supercopa de España ante el eterno rival, el Real Madrid. El ‘10’ todavía no había podido estar a las órdenes de Xavi Hernández debido a la lesión de muslo, que le apartó desde el 7 de noviembre hasta el 11 de enero, un día antes del partido. Un total de 65 días que, como bien demostró, no supusieron ningún problema para él. 

El extremo ingresó en el partido cuando estaba empatado a 1. No obstante, los blancos se sobrepusieron en el electrónico. Fue entonces cuando en el minuto 83, Jordi Alba colgó un esférico milimetrado a la testa de Ansu, el cual se adelantó en el duelo aéreo a Militao para igualar la contienda. Ansu ya batió a Courtois en su primer Clásico, y con el don que el joven de 19 años tiene para los regresos, esta vez tampoco iba a ser menos. 

 

Imagen principal: Planeta Barça 

Síganme en @daniquintana_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Instagram @vp_deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: