La Mejor Información Deportiva

Ángel Correa: del olvido a la euforia

0

El delantero argentino del Atlético de Madrid se encuentra en su mejor momento tras haber estado a punto de abandonar el club en verano.

Difícil. Muy difícil. Así lo tenía Ángel Correa a finales de la pasada campaña para quedarse en el Atlético de Madrid. Era su quinta temporada en el conjunto rojiblanco y, una vez más, no había dado todo lo que se esperaba de él. Sobre el rosarino recaían voces críticas y dedos que le culpabilizaban de lo acontecido en la fatídica noche que, con Turín como testigo, los de Simeone se quedaban fuera de la Champions. Su empujón a Bernardeschi, que poco importa ya si fue dentro o fuera del área, colmó la paciencia de sus detractores.

Pero el calvario del argentino se alarga mucho más allá de la tristemente recordada eliminatoria contra la Juventus de la pasada campaña. Ángel, desde su llegada a Madrid, ha tenido que afrontar una aclimatación de lo más inusual. No hubo que esperar mucho para que se le empezasen a complicar las cosas. Fue en el reconocimiento médico con el Atlético cuando se le detectó una afección cardíaca, que le obligó a operarse y a apartarse seis meses de los terrenos de juego. Una vez recuperado, el 18 de noviembre de 2014 se unió a los entrenamientos del Cholo y el 11 de diciembre se formalizó su fichaje. No debutaría con la zamarra colchonera hasta la siguiente temporada.

Ya como jugador del Atlético, Simeone decidió ser cauto con él. Quería darle peso en la plantilla gradualmente, pues su gran proyección se podía ver comprometida o incluso truncada si se le atribuían responsabilidades de más a un chico tan joven. Y así siguió, temporada a temporada, peldaño a peldaño.

Imagen: Atlético de Madrid

El problema vino porque, a pesar de contar cada vez con más protagonismo, seguía sin ser un futbolista determinante. Era muy oído a cada pretemporada aquello de «este año es el de la explosión de Correa». Muchos eran quienes no entendían qué le faltaba para ser un fuera de serie. No concebían que quizás tuviera dificultades para adaptarse a los esquemas del Cholo, que éste lo utilizase más como alborotador de partidos que como hombre fijo en sus onces o que, directamente, no fuese el nuevo Leo Messi.

Sin embargo, la temporada pasada la cosa se encrudeció aún más. El jugador argentino entendía que su técnico debía apostar más por él y que merecía más minutos. Sin embargo, salvo a ráfagas, no pudimos ver su mejor versión. Correa, en un año gris, cada vez iba empequeñeciéndose más y el resto de jugadores de ataque le fue comiendo progresivamente la tostada. Su error garrafal de Turín fue su «tumba». Tanto es así, que este pasado verano ya tenía hechas las maletas para cerrar su fichaje por el Milan. Una compra que, debido a un giro de guion de última hora, no llegó a buen puerto y dejó al bueno de Ángel en tierra.

Imagen: Atlético de Madrid

Ya con las maletas deshechas en la capital de España, Simeone decidió darle otra oportunidad. Y fíjense lo que son las cosas: justo el año en el que más cerca ha estado de abandonar el Atlético, ha sido también, hasta el momento, en el que más determinante está siendo. Con Joao Félix lesionado y Diego Costa desaparecido, Correa se ha transformado en la última bala del técnico argentino. Y lo mejor de todo, es que parece decidido a hacerse de una vez por todas un hueco en este equipo.

Así pues, el atacante rosarino por fin parece estar exhibiendo su mejor versión. Una inteligencia con el balón extraordinaria, facilidad para eliminar rivales encarando y en velocidad, una técnica exquisita regateando y una visión del espacio al alcance de pocos son las principales características de un jugador que se ha transformado en este momento de delirio de Morata en el actor secundario perfecto. Correa está de dulce, el Cholo lo sabe y él también. No es casualidad que esté tan feliz y que, tras el partido contra el Espanyol, en el que marcó un gol, asegurase que «amaba y debía la vida al Atlético». Porque Correa, al igual que el Atlético, tiene una historia complicada. Y ambas estaban obligadas a encontrarse.

 

Imagen principal: Atlético de Madrid.

Síganme en @ASoto__ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario