La Mejor Información Deportiva

Ancelotti sale muy tocado del Clásico

0

La distancia en la clasificación hacía prever un clásico descafeinado, pero el resultado pone en la picota a Ancelotti, refuerza a Xavi en su proyecto de reconstrucción del Barça y provoca algo realmente paradójico, que el líder de la liga y cuartofinalista de la Champions salga muy tocado y el tercero de la clasificación a doce puntos de los madridistas y que juega la Europa League, entre en estado de euforia.

La baja de Benzema provocó un error de planteamiento de Ancelotti

La ausencia de Benzema propició un ataque de entrenador de Ancelotti, que se inventó a Modric de falso nueve. Más allá de que sacas al jugador del Real Madrid que junto a Kroos más capacidad tiene para generar juego y para conseguir que el Barça pierda la posesión del balón, contexto en el que más incómodo se encuentra, lo peor fue la sensación que dieron los jugadores del Real Madrid, de no saber muy bien lo que pretendía su entrenador con esa extravagante decisión.

Sacar a Modric de su posición

Sacar a Modric de su posición no es la mejor solución para un equipo que vive de su creatividad, pero tratar de presionar muy arriba e impedir la salida limpia de los centrales, tampoco es el contexto en el que el croata se encuentre más cómodo, ni en el que sea más resolutivo.

Mala presión alta del Madrid

Ni Modric es el jugador más adecuado para la presión alta, ni Ancelotti supo disponer a sus jugadores en el terreno de juego para atascar la salida de balón del Barça, que encontraba siempre a De Jong, Pedri o Araújo para romper con suma facilidad la desestructurada presión blanca.

Mal negocio dejar jugar a De Jong y Pedri

Dejar a De Jong y a Pedri metros para recibir y girarse es una mala noticia para el rival, pero parece que Ancelotti, técnico curtido en mil batallas, no supo apreciar el desajuste y permitió que el Barça campase a sus anchas por el césped del Santiago Bernabéu, con sus interiores haciendo jugar a todo el equipo.

Aubameyang en estado de gracia

Todo el juego que los azulgranas generaban, era culminado por un Aubameyang en estado de gracia, pero si por un sitio sufrió el Madrid fue por la parte izquierda de la defensa, dónde Nacho se vio superado casi siempre por la habilidad de Dembelé, que disponía una y otra vez de unos contra uno con el madridista, producto del juego de su equipo.

El Madrid sufre en los centros laterales

Y el Madrid volvió a sufrir en el centro lateral. Ni Militao ni Alaba supieron aprovechar su superioridad numérica para impedir el remate de Aubameyang en el primer gol. Lo que demuestra que tener más número de jugadores no es garantía de nada, si permites superioridades posicionales de los delanteros. Y cómo no, si en la Supercopa el Madrid permitió tras un córner un remate a placer de Ansu Fati, esta vez fue Araújo el afortunado que remato sólo con el beneplácito de la defensa madridista.

De mal en peor con el cambio de sistema en el descanso

Pero si Carletto la había liado con la alineación inicial, en el descanso pareció perder el oremus. Dispuso a su equipo con una defensa de tres formada por Militao, Alaba y Nacho, con Rodrygo y Vini Jr en las bandas, que fue un auténtico coladero con autopistas que conducían directamente a manos a manos contra Courtois. Así estuvo a punto e marcar Ferrán Torres en el primer minuto de la reanudación, con un simple desmarque de ruptura desde su propio campo, y así marcó el propio Ferrán tras otro desmarque de ruptura de Aubameyang.

Casemiro acabó de central

Con el partido perdido y sus jugadores en busca de una brújula para situarse en medio del desaguisado táctico en el que los había envuelto su entrenador, Casemiro se situó de central para tapar un agujero en una defensa que tenía varias vías de agua. Con el brasileño de central llegó el cuarto, obra de Aubameyang, que puso el definitivo cero a cuatro en el marcador.

Buen funcionamiento del juego de posición de Xavi y sinceridad de Ancelotti

El juego de posición de Xavi funcionó a la perfección en el Bernabéu, ante el desbarajuste táctico blanco. En lo único que estuvo acertado Ancelotti el pasado domingo fue en la rueda de prensa, en la que asumió el clamoroso error de su caótico planteamiento de partido.

Por: Pablo Dono Pérez.

Imagen principal vía: @realmadrid

Síganme en @venamadridismo1 (Mr Owner) y en Twitch en @HablandoDMadrid y @VIP_Deportivo y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: