La Mejor Información Deportiva

Análisis del reparto de puntos entre Nápoles y Milan

Foto: SSC Napoli
0

El Nápoles y el Milán empataron (2-2) en un partido peleado y con ocasiones para ambos clubes que tienen ambiciones similares.  

Estaba mejor desde el arranque el Nápoles, la clave fue quitarle el balón al Milán que aprovechó la posesión en sus encuentros recientes. Los de Gattuso con más presión desde la zona de gestación ahogaron las salidas del Diavolo manteniéndolos con dificultad para cruzar la cancha.

La labor en el cuarto de máquinas por parte de Lobotka, Fabián y Zielinski fue magistral; además, Callejón tuvo una buena noche, con mucha actividad en su costado y convirtiéndose en una constante opción de cara al área. Sus llegadas fueron las primeras que pusieron en aprietos a Donnarumma, además de asistir al gol de Mertens con un gran balón raso al área.

Viejos conocidos

Quizás fue un factor clave el hecho de que Gattuso conocía bien a los jugadores del Milan. Supo complicar las maquinaciones de los pupilos de Pioli que apenas podían hacer su juego en la primera parte. De forma discreta, Lobotka fue crucial para anular los avances del Milan.

Jugadores como Calhanoglu y Paquetá tuvieron un partido para el olvido, en parte por las acciones y la solvencia de Mario Rui y Di Lorenzo en sus respectivos costados. Maksimovic y Koulibaly a gran nivel como viene siendo habitual.

Además, Gattuso preparó jugadas de pizarrón para el partido que en la mayoría de tiros libres indirectos, pusieron a temblar a la defensiva rossonera. Balones buscando a los más altos, presionando a Donnarumma y jalando marcas para conseguir posiciones favorecedoras en el área. De tal manera igualó el partido Di Lorenzo, exponiendo las falencias del Milan ante las jugadas de táctica fija. Dichas acciones fueron una constante fuente de sufrimiento a lo largo del partido para el cuadro lombardo.

Donnarumma, héroe y villano

El Milan se había puesto arriba en el marcador con un buen descuelgue donde se exhibieron los mejores del equipo en la faceta ofensiva. Rebic se coló en el espacio vacío y sirvió a Theo para que hiciera un gol genial tras una gestación lenta, pero efectiva.

Hasta ese entonces, el Nápoles había sido mejor, más control del partido y con un par de llegadas a la frontal que pusieron a prueba a Donnarumma. El juvenil arquero estuvo sólido durante los primeros compases del encuentro empezando a perfilarse para ser el héroe del encuentro, pero ambas anotaciones del cuadro azzurro recayeron en el guardameta.

En el gol del empate no pudo retener el disparo del tiro libre, dejando el balón en el botín a Di Lorenzo para rematar a placer. En el segundo, se come un disparo desviado, aunque con poca fuerza, un gol que lo dejó con evidente inseguridad y muy nervioso ante cada balón que llegaba a sus dominios.

Fue más el Nápoles

El Milan no pudo estar a la altura de partidos anteriores contra los líderes Juventus y Lazio. El Nápoles siguió dominando el partido y todo apuntaba a que se llevarían las tres unidades con merecimiento. Sin embargo, un penalti dudoso les costó el empate a los partenopeos.

El último cuarto del encuentro fue favorecedor a los dueños del San Paolo, llevando el balón de lado a lado de cara al área defendida por el Milan. Los rossoneri ya no tenían piernas para hacer contragolpes, el calor y la exigencia del partido los dejó agotados. El Nápoles tampoco se veía en condiciones para buscar más del partido y terminó buscando espacios que no hallaron.

Dejó cosas buenas el Nápoles que pudo llevarse más. El Milan no pudo ofrecer su mejor versión y muchos de sus jugadores dejaron bastante que desear. Reparto de puntos en el sur de Italia entre dos equipos que tienen los mismos objetivos, pero que han dado un buen espectáculo para cerrar la jornada.

 

Imagen principal: SSC Napoli.

Síganme en @PArrivillaga_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo. 

Deja un comentario